Congregación de Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús

No soy capaz ni de sufrir, ni de actuar, ni de hablar con Jesús. Pero puedo orar con él. Siempre está ahí para rezar conmigo. Esta oración nos obtiene inmensas bendiciones.

Información sobre las cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y conocer sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede acceder a política de cookies para obtener más información.