Nueva campaña para los amantes de la Arqueología y la Historia en el Colegio y Seminario San Jerónimo

museo-arqueológico-padre-belda

Profesores y alumnos de Historia y Arqueología comparten estos días y por segundo año la tarea de clasificación de piezas, restauración y catalogación en el Fondo del Museo y la Sala de Estudio

Alba de Tormes (Salamanca) (6. Agosto. 2018).- El Museo Arqueológico Padre Belda, situado en el Colegio y Seminario San Jerónimo recibe, estos días, a un grupo de alumnos y profesores de Historia y Arqueología que realizan, trabajos de recatalogación, clasificación y restauración de diferentes piezas que el Museo ha recibido del Colegio y Seminario Sagrado Corazón, de Venta de Baños (Palencia). Allí, Belda había dejado una parte de la colección para uso de profesores y alumnos del Centro. Desde los orígenes del Museo, con una clara vocación didáctica, el padre Ignacio Belda quiso que los otros colegios de la Congregación en España pudieran disfrutar de una parte de su colección. Las piezas que han vuelto a San Jerónimo están siendo clasificadas, catalogadas y, en algún caso, restauradas para su almacenaje en el Fondo y la Sala de Estudio, lugares sólo disponibles para el estudio especializado de piezas y oculto a la vista del público que visita el Museo.

Junto a ello, el grupo de alumnos y profesores, coordinado por la arqueóloga albense Verónica Pérez de Dios, siguen con la tarea, iniciada en la primera campaña de 2017, de recolocación de las piezas que conformaban el Fondo del Museo en nuevas cajas, reetiquetando algunas de ellas y acondicionando las piezas más sensibles y frágiles para evitar su deterioro por el tiempo.

Los frutos de la campaña anterior: la exposición “En el Principio”.

El Fondo del Museo Arqueológico cuenta ya, gracias a la reagrupación actual, con más de 3000 piezas, de las cuales se muestra en la exposición temporal un 20% aproximadamente. El resto de piezas, que abarca desde el Paleolítico al siglo XVII, están reservadas para el estudio especializado y, por eso, ocultas al gran público. Junto a estas más de 3000 piezas se encuentra una colección extraordinaria de fósiles y minerales que el padre Belda consideraba una herramienta para sus clases de Historia y Biología. La riqueza y variedad de la colección fue lo que motivó la realización de la muestra “En el Principio”, que actualmente puede contemplarse en la Basílica de Santa Teresa, en Alba de Tormes, y donde han visto la luz cerca de 400 piezas que, de otro modo, seguirían en los fondos del Museo y, por lo tanto, no accesibles al gran público.

Un contacto peculiar con la Arqueología y la Historia, con futuro

La campaña que se está llevando a cabo estos días sigue mostrando el potencial del Museo como herramienta complementaria para el estudio especializado, además de la didáctica que siempre tuvo. La mayor parte de la semana los arqueólogos y profesores se han dedicado a trabajar con piezas de cerámicas de diferentes épocas. Junto a esta labor, algunas tardes completan su formación con la visita a yacimientos de la comarca.

“Todavía queda mucho trabajo pero es gratificante: se trata de una oportunidad única de poner en práctica los conocimientos académicos adquiridos”, manifiesta Verónica Pérez, por lo que es posible que lo empezado tenga su continuidad con una campaña similar el próximo verano que pueda ir poniendo al día un Museo, que, tras la restauración de la Iglesia antigua del monasterio jerónimo y su inauguración en 2008, echó a andar cerrando la etapa como Museo Didáctico y convirtiéndose, renovado, en el eje central de la visita al antiguo Monasterio jerónimo de San Leonardo donde se sitúa el Colegio y Seminario San Jerónimo.

Os adjuntamos algunas imágenes de las actividades llevadas a cabo en el Museo Arqueológico Padre Belda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *