Celebración penitencial, Venta de Baños

Durante este tiempo de Cuaresma, hemos hecho un alto en el camino para acercarnos al Sacramento de la Penitencia y revisar nuestra vida (relación con Dios, con los demás y con nosotros mismos).
Este tiempo ha sido enriquecedor para reflexionar y mirar dentro de nosotros mismos, pensando en aquello que no nos deja ser felices y no nos permite descubrir el rostro de Dios ni dar a conocer nuestro verdadero rostro. Hemos salido de la capilla con una gran alegría y sonrisa por experimentar en nuestra vida el perdón de Dios.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *