Celebramos veinte años del regreso de los Dehonianos a Ecuador

20 años en Ecuador

Un 15 de octubre de 1997, los Dehonianos volvimos a Ecuador a desarrollar nuestra misión. Continuábamos así la primera misión de los Padres Reparadores en tiempo de nuestro fundador, el P. Juan Leon Dehon. En este país sudamericano comenzó el movimiento misionero de la Congregación SCJ cuando en noviembre de 1888 los dos primeros misioneros, los padres Ireneo Blanc y Gabriel Grison, partieron a esa tierra.

Sin embargo, tras varios acontecimientos, fueron expulsados de Ecuador en junio de 1896 por el Gobierno Liberal de Alfaro al estallar una revolución anticlerical en el país. Cien años después, en 1997, los Dehonianos volvimos a ecuador.

En concreto, tres religiosos españoles: el P. Ramón Soriano, el P. Artemio López y el H. José Mª Urbina, acompañados por el Padre Provincial, el P. Aquilino Mielgo Domínguez, fueron destinados a este país, siendo Bahía de Caráquez (Manabí) el lugar escogido para asentarse.  Con el paso de los años se fueron incorporando más religiosos españoles y brasileños.

Los inicios no fueron fáciles, ya que les sobrecogió el fenómeno El Niño, que les obligó a partir a Leonidas Plazas ya que se inundó el semi-sótano donde se alojaban. A pesar de los momentos adversos, los Dehonianos siempre hemos estado allí para ayudar a las personas más necesitadas.

Quito y Bahía de Caráquez son las ciudades donde se centra nuestra misión. Allí trabajamos en comedores sociales, el proyecto de apadrinamiento de niños, ayuda a ancianos con el Centro de Día Sagrado Corazón, ayuda a jóvenes con el Centro de Formacón Domus Cordis, ayuda a quien vive en la calle con Callejeros de la Fe…

En el último año hemos prestado especial atención a la construcción de casas para poder dar un hogar a todas las familias que lo perdieron todo en el terremoto de abril de 2016.

Ya son veinte años al lado de los más vulnerables, veinte años dando apoyo a quien nos necesita en su día a día, y seguiremos trabajando para que sigamos cumpliendo años de nuestra misión en Ecuador.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *