Colegio Fray Luis de León: Confirmaciones en la Iglesia de Nuestra Señora del Buen Suceso.

Un grupo de 69 jóvenes del Colegio Fray Luis de León ha recibido el sacramento de la Confirmación el pasado día 14 de mayo. Tras 3 años de preparación, a las 13.00 hh recibieron el sacramento con la asistencia de los catequistas, padres y padrinos de estos jóvenes.

Estas fueron sus palabras de acción de gracias:

En este día de nuestra confirmación, queremos, Señor, darte las gracias por habernos guiado hasta aquí, por enseñarnos el camino de la fe, el camino del cristiano y por acogernos como un padre que nos quiere y nos perdona.

También queremos dar las gracias al señor Vicario por su presencia en esta celebración en la que acabamos de renovar la fe en Cristo; ya a todos los sacerdotes por su constante dedicación para hacernos crecer como cristianos.

Queremos agradecer, de modo especial, a nuestros padres el habernos iniciado en la fe. De igual modo, a nuestros catequistas, por la ilusión y el empeño que han puesto al trasmitirnos toda la fuerza y profundidad del Evangelio. Ellos nos han enseñado a seguir ese camino que Dios nos muestra y a entender un poco más el sentido de la vida. Hemos aprendido a amar y a perdonar a nuestros seres más cercanos.

El paso que acabamos de dar, al recibir este nuevo sacramento en la Iglesia, añade un renovado compromiso a nuestra vida cristiana: el de ser testigos activos de Cristo. Para ello, contaremos con la ayuda de nuestros padrinos, que se han comprometido a estar a nuestro lado en nuestra vida de cristianos como lo han estado hoy. Ellos deben saber que somos conscientes de nuestro compromiso.

Por todo esto, en este día que hemos confirmado nuestra fe ante Dios, queremos pasar este testigo, el credo que nos fue confiado el año pasado a nosotros, a dos compañeros, en representación de todos los que se confirmarán el año próximo y que ya han comenzado su catequesis de confirmación, para animarles a perseverar en la fe y contagiarles toda la ilusión que ahora sentimos nosotros. Les animamos para que sigan el camino de Dios, demostrando su fe sin rendirse ante las adversidades y las dificultades.

Que la luz y la fortaleza del Espíritu que hoy hemos recibido nos acompañe siempre.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *