Cristo nuestra Pascua, está resucitado ¡Aleluya!

Pascua Málaga

Compartimos con vosotros el testimonio de Mariam, una feligresa de la Parroquia Dehoniana San Antonio de Padua (Málaga), quien nos cuenta en primera persona su vivencia de la Pascua.

Pascua en San Antonio de Padua

Soy Mariam, hermana de la Parroquia de San Antonio de Padua en Málaga. Hace 31 años acudí a la primera Vigilia Pascual y el Señor sigue sorprendiéndome como aquella primera vez. En realidad, todo es nuevo, mis circunstancias personales y familiares, los hermanos que asisten, la nueva misión en Portada Alta, ser madrina de Belén la pequeña de dieciséis hermanos.

Entré en la celebración esperando que Cristo Resucitado pasara por mi vida una vez más y no me ha defraudado. He podido disfrutar observando el gran regalo que es mi Comunidad, cada uno de los hermanos que la componen, que con sus experiencias desde la Fe me ayudan a crecer como cristiana. También me han ayudado los jóvenes, sus ecos, el simple hecho de participar varios días antes preparando los cantos, ayudando a limpiar y montar la asamblea, viniendo a otro lugar distinto a donde han crecido como cristianos para ser luz en este barrio nuevo para todos.

Este año me ha regalado el Señor descansar y fiarme de Él, pues han sido cambios muy fuertes los que mi familia ha vivido, desde el fallecimiento inesperado de mi madre, la acogida en casa de mi padre, la cercana boda de mi hija mayor y la finalización de los estudios universitarios de las dos mayores; mucha vida por delante y todo bueno, aunque con muchos combates, pero sintiendo muy cerca al Señor.

He podido descansar en la Pascua, aceptar mi historia, los sufrimientos y pedirle al Padre que siga estando tan cercano en mi vida, en mi familia, en los acontecimientos que tenga previstos para mi conversión.

Un año más el Señor ha pasado, cubriéndose de Gloria, pues todo ha sido bueno. Como dice el canto que cierra la celebración y que nos proyecta a la cincuentena Pascual: ¡CRISTO NUESTRA PASCUA, ESTÁ RESUCITADO!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *