Decimoseptimo domingo del tiempo ordinario

Durante los cinco siguientes domingos se proclamará el discurso de Jesús sobre el “pan de vida” según san Juan.Las dos narraciones de la multiplicación de los panes son anuncio de la intervención salvífica de Dios. El pan compartido sacia el hambre de la gente. Cristo es el pan partido y comparte en la mesa del mundo que estimula a la solidaridad y unidad entre los hombres.

Venid todos y todas a la mesa del Banquete…
la que se prepara en amistad
la que se recibe en gratuidad…
¡Venid todos y todas, que nadie se ausente!
Venid e invitad a otros a la mesa del Banquete

                                                                                          DADLES DE COMER (escuchar)
“Con Él la fiesta empezó”
Ain Karén

En tus brazos Jesús
nos acoges a todos,
nos susurras al oído tu Palabra
nos invitas, junto a ti
a recrear nuestro mundo,
nos tomas contigo
y nos sacias con tu pan.

Pero cuando la luz declina nos quedamos:
Despide a la gente
que se vayan a sus casas,
estamos cansados;
no tendremos que cenar.

Entonces tú Jesús, nos dices:
Que nadie quede fuera, hay sitio para todos,
que nadie quede fuera, el pan es para todos.
¿No sentís compasión,
no veis que están como ovejas sin pastor?

Por eso:
Dadles vosotros de comer.

Alza tus brazos, Jesús,
bendice el pan. 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *