El P. Isidro Núñez, nuevo Delegado de Laicos Dehonianos

encuentro_laicos_dehonianos_FOTO_FACEBOOK

El pasado fin de semana celebramos el Encuentro Nacional de Laicos Dehonianos, siguiendo el programa previsto y muy reconfortados,  por los momentos vividos.

El viernes por la tarde en Salamanca, fuimos acogidos los participantes de los diversos grupos, disfrutando después de la cena, de una agradable reunión para compartir, charlar, reír…

Dado que el tema del Encuentro era la Oración, el sábado por la mañana en Alba de Tormes y en concreto en el Monasterio de las MM. Benedictinas, tuvo lugar una preciosa y a su vez muy fructífera, charla-coloquio con la que ha sido durante muchos años su Abadesa, Madre Concepción, que nos transmitió su experiencia en este tema.

A continuación, en la Iglesia de las MM. Carmelitas, participamos con otros peregrinos en la Eucaristía del peregrino, donde concelebraron los delegados SCJ que nos acompañaban.

Después de comer con la comunidad SCJ de Alba de Tormes y tener una muy animada sobremesa, estuvimos con un alfarero, mostrando cómo era su oficio, tan popular en esa localidad y de arraigada  tradición.

Antes de volver a realizar los Talleres preparados, en un lugar muy cercano al río, descansamos para poder refrescarnos y retomar fuerzas para el resto de la tarde, participando en tres talleres: Orar con la Palabra, con el Arte y en la Adoración Eucarística. Se organizaron 3 grupos para que todos los asistentes, de manera rotativa, pudieran participar en todos y cada uno de ellos.

Al terminar la cena y a su vez, término de la jornada en la casa de Alba, con tan buena acogida por parte de su comunidad y muy reconfortados interiormente con lo vivido durante el día, se salió directamente para Salamanca donde se celebraba el festival de Luz y Vanguardias,  recorriendo algunos de sus monumentos más emblemáticos, en los que se realizaban estos eventos.

Sin madrugar el domingo, en el desayuno fue presentado el nuevo Delegado, P. Isidro Núñez, para ya darnos la información de manera oficial,  al tratar de la vida y marcha de los grupos, realizada antes de la Eucaristía, que fue vivida muy profundamente y participativa,  como es habitual en nuestros Encuentros. Antes de su finalización, se leyeron al P. Ramón Domínguez algún poema o carta, que cada grupo le entregó.

Una vez realizada la comida, comenzó la marcha para cada punto de origen, dado el largo viaje que supone para alguno de los grupos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *