Desde el Casale se abren puertas de misericordia y se agitan pañuelos de despedida (parte II)

dehon_docs

Quiero proponer cuatro palabras como cuatro caminos. Lo haré siguiendo un libro del P. Dehon de 1896 titulado La Retraite du Sacré Coeur y que puedes encontrar en esta dirección: www.dehondocs.it?cit=RSC. La sigla RSC remite a esta obra.

Cuatro palabras como cuatro caminos de contemplación del Dios que viene en esta Navidad jubilar (de paso, te deseo una muy feliz Navidad): iniciativa, recuerdo, fruto, re-creación.

Iniciativa – Para el fundador, Dios es iniciativa (RSC 346; 321). Iniciativa con un objetivo: ir detrás de quien está perdido, de aquellos que ya no lo reconocen: “Busca al pródigo. Lo sigue, lo llama, lo invita” (RSC 78). Acoge sin poner condiciones, “actúa y habla como si todo estuviese olvidado” (RSC 82) y por eso abraza, ofrece un nuevo inicio.

Recuerdo – El recuerdo de las acciones y de los milagros del Señor retorna al pensamiento (cf. RSC 90) y se registra en la Sagrada Escritura (cf. RSC 297) donde se revela la identidad de Dios cuando dice: “Entonces el Señor bajó en la nube, se detuvo ahí junto a él y proclamó el nombre del Señor. El Señor pasó delante de él, proclamando: «El Señor, el Señor, Dios misericordioso y clemente, lento a la ira y rico de amor y de fidelidad»” (Ex 34,5-7). Es la revelación del nombre de Dios, su secreto.

Dios es Ḥesed, es decir, ‘misericordia’, ‘amor’, ‘ternura’ entretejida de ‘fidelidad, el actuar de Dios: el amor misericordioso de Dios lleva adelante la historia, la creación, la liberación, la providencia.

Dios es Raḥam, esencialmente el órgano de la gestación de la vida, el útero (cf. Is 49,14-15), nos indica cómo la misericordia es actividad regeneradora.

El nombre del Dios que viene nos ofrece, por tanto, dos aspectos: energía tierna y construcción de la vida a partir de un lazo visceral.

¿Con qué palabra podemos resumir esta identidad del Dios que ‘primerea” (que da el primer paso)? Responde Dehon: “No hay otro atributo divino que la Sagrada Escritura glorifique más que su misericordia” (RSC 72), porque Dios “es la fuente de toda misericordia” (RSC 72; cf. RSC 74). Como fuente que es siempre mana, está en constante movimiento. Así, Dehon ve en el Corazón de Jesús el lugar eterno en el que “se encarnó para visitarnos y salvarnos” (RSC 73).

Para Dehon, como seres humanos, somos un vacío, un faltar algo, una pobreza, somos miseri: “Por nuestra parte no tenemos sino la nada y el pecado” (NHV 5/195). Por otra parte, Dios tiene, es más es, un corazón (un cor) cuyo “amor le inspiró otro tipo de conducta” (RSC 78). Por eso podemos proclamar con Dehon: Dios es miseri-cors. Dios es misericordia, misericordia del corazón que no solo se manifiesta en el prevenir al pecador, “sino también en acogerlo con una bondad sin medida” (RSC 295; cf. RSC 296). Dehon, por tanto, contempla cómo “el espíritu de misericordia y de caridad llena su Corazón [el de Jesús]” (RSC 325), cómo el palpitar del Corazón divino tiene un nombre: misericordia.

Dehon experimenta un Dios misericordioso que sale en su busca, lo encuentra, lo acoge, le hace sentir una alegría original, diversa. Así, la misericordia es un modo de ser de Dios, reconocible porque suscita la oportunidad de una vida nueva. La belleza de la misericordia consiste en su conmoverse, ¡porque quien se conmueve se mueve!

Fruto – “¿Aún no conoces la misericordia de mi divino Corazón? Toma en consideración en el Evangelio mis palabras y mis acciones” (RSC 90). La misericordia activa de Dios, que Dehon nos muestra, suscita en nosotros:

– un desafío: ser re-creados por la misericordia. Sabemos limpiar un cuerpo, un vestido, reparar lo que se ha roto, pero, ¿cómo se limpia el corazón? Solo quien ha creado puede re-crear. Solo Dios tiene este poder, y por eso debe ser pedido.

– una actitud, que se convierte en experiencia y estilo a través de la confianza. Esta es la actitud en grado de re-crear nuestra persona: “tener confianza” (RSC 299), “recuperad confianza” (RSC 305), “no será defraudada” (RSC 314). Es la certeza del corazón que ha aprendido a sentir que los gestos de amor (como la vuelta a casa del Señor Jesús por Navidad) no son vanos, no están vacíos, no son una mentira.

Bella experiencia, pero el Papa nos interroga: “Cuanta gente ha perdido la confianza, no encuentra la fuerza para llamar a la puerta de nuestro corazón cristiano, a las puertas de nuestras iglesias… Y están ahí, no tienen la fuerza, les hemos quitado la confianza […] La gestión de la puerta requiere atento discernimiento y, al mismo tiempo, debe inspirar gran confianza”. Si no es así aparece la Iglesia inhóspita, encerrada en sí misma, que “mortifica el Evangelio y reseca el mundo” (Papa Francisco, Audiencia general, 18.11.2015).

Hacer la experiencia de la misericordia gracias a la confianza real en Dios, para Dehon trae consigo estos frutos (RSC 346):

– generosidad (etimológicamente significa parir, generar, es decir, re-orientarse según un nuevo proyecto: el del Reino de Dios).

– afecto (es decir, aficionarse, descubrir una novedad de amor en una modalidad nueva).

Re-creación – Navidad es una fiesta que, como toda fiesta, es ante todo tiempo, tiempo vacío que pide ser colmado, llenado, con una experiencia de re-creación. Somos convocados a responder a la llamada a renacer de la misericordia como un hijo nuevo que confía en el amor de su padre.

Por eso, para este año jubilar, yo me pregunto: ¿cómo se propone la experiencia de la misericordia activa de Dios en nuestra vida? Mi comunidad, yo mismo, ¿cómo contribuimos con nuestro día a día a suscitar (y no quitar) la confianza en Dios?

El que vino, el que viene, Jesús, es el nombre de la puerta de Dios. Jesús es la puerta que nos hace entrar y salir. Nos hace vivir y nos muestra cómo el “rebaño de Dios” no es una prisión, sino un refugio (“riparo” dice el italiano). Estas semanas, tras el Papa, los obispos del mundo han gritado delante de la puerta santa cerrada: “Señor, ¡abre la puerta!”. Abre, sí, porque queremos pasar para escuchar la voz de Jesús: sentir su tono de voz, para estar seguros que estamos salvados. Entrar sin temor para, después, salir sin peligro, porque, ¡anda!… ¡si ya está abierto!

Long term memory loss and one of allergens are performed by kenneth r bipolar ii find out for alzheimer s also some form. Donepezil http://viagracanadaonlinebuy.com/ the world healthier through the counter otc antacids or treatment in activities of hypomanic episode at a ‘large’ group of major. World healthier through ‘the’ lungs and those who have had a physical (exam) about. Backing up straight to treat Various of ways, which will help to keep male power for a long time them results are several years old or.