Día del docente en Castilla y León

La educación tiene mucho de seducción, y educar de verdad no es sino educarse(se) juntos, que es como mejor se afrontan los retos cotidianos de la vida, del día a día.

 

 

      ¡Inolvidable! EDUCARSE (SE) No hablo del seductor al estilo de los charlatanes engañabobos. Hablo, (en este momento os escribo), del domino y la magia de la palabra, del saber escuchar, de la libertad de expresión; de la tolerancia, del respeto, de la amistad, del compromiso, del valor necesario para educar… Seduce y convence quien está convencido, porque los demás aprenden de su coherencia.

Vaya mi homenaje y afecto, en el día del docente, a todos vosotros: las maestras y maestros, profesoras y profesores, educadoras y educadores, que dignificáis con vuestro ejemplo esta apasionante profesión, y que, al mismo tiempo, día a día, lucháis incansablemente desde y en el aula, por mejorar las condiciones de trabajo del sector docente y la calidad de la enseñanza.

    Un corazón abierto para educar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *