Diario de un Voluntario Dehoniano: Bahía de Caráquez (Ecuador) II

voluntariado

Nuestra voluntaria en Bahía de Caráquez, Esther Mondéjar, sigue contándonos cómo está viviendo su experiencia misionera durante elvoluntariado mes de julio. Según nos indica, “lo que estoy viviendo cumple todos los tópicos. Es algo que de verdad te llena muchísimo, un mundo completamente diferente (comida, tradición, costumbres) y una forma de ver la vida que ojalá muchos países desarrollados pudiésemos tener”.

El contacto con niños, discapacitados, y jóvenes de familias desestructuradas a diario es una experiencia que a esta joven está haciendo ver la vida de una forma diferente. Y es que ser Voluntario Dehoniano es una experiencia que deja huella.

Martes 10 julio
A las 6:30h salimos de Quito hacia Bahía de Caráquez donde llegamos a las 12h, momento que aprovechamos para a ayudar en el comedor social. Al terminar, a las 16:00h fuimos al Centro de Formación Domus Cordis, donde ayudamos a los chicos a hacer deberes e hicimos deporte con ellos hasta las 20:00h.

Miércoles 11 julio
De buena mañana una parte del grupo se fue al jardín de infancia y la otra parte acudió al Aula Talita Kum, que atiende a personas discapacitadas. Con ellas se vivieron momentos de mucha ternura. A mediodía acudimos de nuevo a ayudar en el comedor infantil para finalizar el día junto a los Jóvenes del Centro de Formación Domus Cordis.

Jueves 12 julio
El día transcurrió como el miércoles, al cuidado de los pequeños del jardín de infancia, de los chicos del Aula Talita Kum, y de los jóvenes del Domus Cordis. En este último lugar asistimos a la Eucaristía hacia final de la tarde.

Viernes 13 julio
Seguimos al lado de los niños del jardín de infancia, y un grupo acudió de nuevo al Aula Talita Kum, donde creamos un aula sensorial para los niños. A mediodía volvimos a ayudar en el comedor infantil de Bella Vista. Pasamos la tarde con los chicos del Domus Cordis en la playa.

Sábado 14 de julio

Acudimos, acmpañados por el P. José Antonio Casalé y el P. Bruno Roque a pasar una mañana diferente en la Hostería Saiananda. A continuación, acudimos a la isla de los pájaros para pasar una aventura inolvidable por el mangar de estuario de los ríos Chone y Canizares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *