Educación Dehoniana: ADVENIAT REGNUM TUUM

3

Ante la puesta en marcha del inicio del curso escolar, hemos querido recordar parte de nuestro Proyecto Educativo, profundizando en aquellas cuestiones que caracterizan la Educación Dehoniana en el ámbito de la evangelización. Hemos destacado ya expresiones como ECCE VENIO y SINT UNUM.

Hoy vamos tratar la tercera expresión ADVENIAT REGNUM TUUM, que hace referencia a las actitudes que potencian la acción y el compromiso personal y comunitario para hacer presentes los valores del Evangelio en la búsqueda y el logro de un mundo mejor.

Esto se traduce en compromiso social efectivo, en el trabajo por la Justicia y la Paz, en acciones de reparación como expresión de nuestra solidaridad con todos los hombres, en un trabajo que humanice y que se entiende desde el binomio saber-acción o contemplación-acción. Pretendemos una educación para la ciudadanía, siendo agentes de cambio para la construcción de un mundo nuevo, divulgando y viviendo el pensamiento social de la Iglesia.

Por ello, la Educación Dehoniana:

– Hace una opción por la formación integral de la juventud, desde una concepción cristiana del hombre, de la vida y del mundo y la prepara para participar en el futuro, en la transformación y mejora de la sociedad (cf. Dehon, L. Oeuvres Sociales IV, 270-71).

– Tiene un espíritu misionero. En el diálogo se transmite a otros el evangelio (cf. Dehon, L. Oeuvres Sociales IV, 278-79).

– Acentúa el respeto por la belleza de la creación y una conciencia responsable para la preservación de la creación (cf. Dehon, L. Oeuvres Sociales IV, 365-66). – Busca que toda la enseñanza constituya un encuentro entre fe y cultura (cf. Dehon, L. Oeuvres Sociales IV, 273).

– Educa en la responsabilidad personal, el sentido del deber y la capacidad para la asunción de responsabilidades tanto en la sociedad como en la Iglesia (cf. Dehon, L. Oeuvres Sociales IV, 361).

– Persigue la salvación de la sociedad a través de las asociaciones cristianas. Apoya uniones y testimonios de solidaridad que surgen del espíritu del Evangelio (cf. Hass, J. P. Leo Dehon. Sein soziales Wirken. Sein Sühnen, Freiburg 1955, 66).

– Aspira a hacer presente el Reino de Dios en las almas y en la sociedad. Pretende el sentido de la justicia en las relaciones personales y en las estructuras sociales, económicas y políticas, con una profunda sensibilidad hacia las injusticias existentes y una conciencia operante de compromiso sociopolítico en la transformación constante y positiva de la sociedad y del mundo en que vivimos (cf. Dehon, L. Oeuvres Sociales I, 3; Oeuvres Sociales V-I, IX).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *