P. Ángel Alindado nos relata su experiencia en Lublin

destacada2

Desde la semana pasada, un grupo de Jóvenes Dehonianos de España partió hacia Polonia para unirse al Encuentro de Jóvenes Dehonianos (EJD) y a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). Su primer destino fue Lublin donde recibieron la bienvenida de las familias de acogida, con quienes han conocido la ciudad y vivido momentos muy intensos de oración y diversión.

Tras unos días en Lublin, nuestros jóvenes han partido ya hacia Cracovia para vivir una experiencia muy emotiva al tener un encuentro con el papa Francisco. En toda esta aventura, los Jóvenes Dehonianos están acompañados por el p. Ángel Alindado, de la Delegación de Pastoral Juvenil y Vocacional. Con él hemos hablado para que nos cuente cómo están viviendo esta experiencia.

-¿Cómo están viviendo los Jóvenes Dehonianos españoles el EJD?

-Todavía nos quedan días de encuentro que, aunque estarán marcados por la llegada del Papa a Cracovia y las celebraciones propias de la JMJ, seguirán siendo días en los que los Jóvenes Dehonianos tendrán sus momentos propios de oración, fiesta y conocimiento de cómo se vive ser Dehoniano en los diferentes países de los que venimos. Hasta ahora hemos vivido momentos intensos juntos y todos han participado de ellos con entusiasmo y ganas de conocer a otros jóvenes que, en contextos diferentes al propio, viven la misma espiritualidad. Para muchos ha sido todo un descubrimiento ver la cruz Dehoniana del cuello de jóvenes filipinos o canadienses.

-La acogida en  Lublin ha resultado positiva, por lo que nos han relatado los Jóvenes.

-Este año, cuando se preparaba el encuentro, se tuvo en cuenta la experiencia que algunos de nosotros tuvimos en la JMJ de Río de Janeiro: la acogida en familias de las parroquias y lugares en los que los Dehonianos estamos. Cerca de 40 familias de la parroquia Dehoniana del Buen Pastor han abierto las puertas de sus casas a los jóvenes y religiosos. Ha sido una experiencia preciosa que ha descolocado totalmente a los jóvenes. Alguno me contaba con sorpresa, por ejemplo, que la familia de acogida estaba durmiendo en colchonetas en el salón de su casa mientras que a los dos españoles les habían alojado en sus habitaciones, la del matrimonio y la del hijo.

La acogida ha sido espectacular y una experiencia única para las familias, para los que hemos estado acogidos y también para la parroquia, que ha tenido oportunidad de revitalizar la implicación de las familias en la parroquia.

¿Cuántos jóvenes dehonianos se han unido en este encuentro?

-Estamos aquí cerca de 200 jóvenes, sin contar a los voluntarios, familias y religiosos implicados.

-¿Qué valores se han transmitido a la juventud en esta jornada?

-Estos días estamos profundizando en el tema de la JMJ propuesto por el papa Francisco a los jóvenes: la Misericordia. Los Dehonianos lo hacemos bajo el lema “Señor, hazme instrumento de tu Misericordia”. Misericordia, compasión, entrega, Sint Unum…

-¿Qué acto se ha vivido con mayor intensidad?

-Tal vez el momento más intenso ha sido la oración que hicimos en la parroquia con los cantos de Taizé y la adoración de la Cruz. También la Eucaristía de despedida de Lublin el domingo en la que estaban las familias de acogida y voluntarios.

-De los diferentes lugares visitados, ¿cuál destacaría?

-El campo de concentración en Lublin. Es tremendo hasta dónde podemos llegar los hombres.

-¿Se ha fomentado la amistad con jóvenes de otros lugares del mundo?

-El sábado tuvimos la Eucaristía en el estadio de Lublin con cerca de 15.000 participantes. Además de favorecer el encuentro entre nosotros, nos gusta la experiencia de poder conocer cómo se vive la fe en los cinco continentes. Y los chicos no desaprovechan la oportunidad de preguntar a unos y otros de dónde vienen.

-Ahora les toca vivir otra gran experiencia, la Jornada Mundial de la Juventud, ¿con qué ilusión la afrontan? ¿Cómo esperan vivirla?

Serán días multitudinarios pero que permiten vivir al joven la alegría de no sentirse solos en su fe. Incluso para un español ver y conocer a otros españoles, no Jóvenes Dehonianos, es una experiencia que le abre muchos los ojos. Y lo de ver al papa Francisco de cerca es otra cosa…

Sin duda, los Jóvenes están viviendo una experiencia inolvidable junto a jóvenes del resto del mundo, cuyo colofón será la JMJ, una cita que congregará a más de 2,5 millones de personas, de los que más de 30.000 serán jóvenes de España. ¡Os deseamos que paséis unos días muy felices de oración, reflexión y convivencia!

Aeropuerto
Momentos previos en el aeropuerto antes de partir a Polonia.

 

estadio
El Estadio “Lublin Arena” donde se celebró una Eucaristía con 15.000 Dehonianos.

 

campo concentracion
Los jóvenes visitaron el campo de concentración de Majdanek.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *