El nuevo obispo de Teruel y Albarracín y el Beato Juan Mª de la Cruz

El obispo Antonio Gómez Cantero junto al Superior de la Trapa de Dueñas
El obispo Antonio Gómez Cantero junto al Superior de la Trapa de Dueñas

El pasado sábado, 21 de enero, fue consagrado obispo de la diócesis de Teruel y Albarracín el sacerdote palentino D. Antonio Gómez Cantero. Resaltamos este acontecimiento eclesial dado que el padre del nuevo obispo fue alumno entre 1932-1936 de la entonces llamada Escuela Apostólica de El Crucifijo en Puente la Reina. Aquel niño, Silverio Gómez Ortiz, procedente de Quijas (Cantabria), fue llevado hasta Navarra de la mano de quien sería después el Beato Juan Mª de la Cruz.

La familia de D. Antonio conserva aún hoy los recuerdos que su padre, ya fallecido, les fue contando de su paso por nuestro Seminario de Puente la Reina, y también del paso del P. Juan por Quijas, pues aquella familia lo acogía cuando viajaba por allí como vocacionero y limosnero de nuestra comunidad puentesina.

D. Antonio Gómez Cantero en la capilla de Venta de Baños
D. Antonio Gómez Cantero en la capilla de Venta de Baños

Curiosamente, desde hace unos años, D. Antonio lleva siempre una cruz dehoniana, intercambiada con un peregrino cuando ambos realizaban el Camino de Santiago.

En la alocución de D. Antonio tras su consagración episcopal el sábado en la catedral de Teruel, recordó su fuerte vinculación con la figura de algunos mártires, destacando entre otros al Beato Juan Mª de la Cruz, a quien su padre conoció y de quien fue alumno en Puente la Reina:

“Últimamente los mártires me cobijan el corazón. El beato Juan María de la Cruz, también mártir, llevó a mi padre a la escuela apostólica de “El Crucifijo” de los PP. Reparadores-Dehonianos, en Puente la Reina, donde estuvo desde el año 1932 a 1936. Esta presencia más real de los mártires en mi vida y también pensado en los casi 80 mártires de estas tierras turolenses, algunos de ellos ya beatificados, me hizo elegir la fecha del día de hoy para mi ordenación. Día de la joven mártir santa Inés, hermana de leche de Santa Emerenciana, nuestra patrona, que celebramos litúrgicamente el lunes”.

Cuadro regalado al obispo D. Antonio Gómez Cantero
Cuadro regalado al obispo D. Antonio Gómez Cantero

En la que puede ser la última fotografía que conservamos del Beato Juan Mª de la Cruz, junto a los apostólicos de Puente, aparece precisamente aquel niño, Silverio Gómez Ortiz, a quien sus compañeros llamaban Silvi. En esta imagen sostiene a la izquierda la imagen del Sagrado Corazón. Era el curso 1935-1936, el que fuera su último año en Puente la Reina, el primer curso allí para José Mª Sánchez Cremades, sentado en esta imagen en el suelo, en medio, junto a Tomás Cabezón Contreras, fallecido en 2012.

El P. Sánchez Cremades falleció el pasado 27 de diciembre, y hasta sus últimos días guardó con cariño y veneración los recuerdos de aquel santo del P. Juan, quien les enseñaba canciones dedicadas al amor misericordioso, quien era toda bondad, quien tanto había trabajado por las vocaciones y para sostener la Escuela El Crucifijo… También hoy confiamos en su intercesión ante Dios para que no falten vocaciones y para que también nosotros podamos ser testigos del amor de Dios.

 1935-1936 Sentado el Beato Juan Mª de la Cruz, sosteniendo la imagen del Sagrado Corazón a la izquierda, Silverio Gómez Ortiz, sentado en el suelo

1935-1936 Sentado el Beato Juan Mª de la Cruz, sosteniendo la imagen del Sagrado Corazón a la izquierda, Silverio Gómez Ortiz. Sentado en el suelo, en medio, José Sánchez Cremades

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *