El P. Ángel Alindado nos habla sobre los materiales para Cuaresma

Cuaresma

Hoy hablamos con el P. Ángel Alindado, coordinador de la Delegación Provincial de Pastoral Vocacional, sobre los materiales preparados este año para vivir la Cuaresma. Operación Resurrección es el lema escogido para este tiempo de entregar nuestro corazón y vivir más de cerca a Cristo.

-Este año se ha utilizado el lema Operación Resurrección, como si la Cuaresma fuera una academia. ¿Por qué se ha utilizado esta relación con Operación Triunfo?

Cuando preparábamos los materiales que iban a acompañar los pasos de los jóvenes nos imaginábamos la Cuaresma como una Academia de la Palabra de Dios, donde Dios, como auténtico maestro, nos va enseñando cómo interpretar nuestra vida, qué pasos dar o qué música queremos que suene de fondo de nuestro día a día. La verdad es que el programa de Operación Triunfo, que ha unido a jóvenes que lo han conocido por vez primera este año y a jóvenes más mayores, que lo vivieron en su juventud, nos parecía una metáfora muy interesante y sugerente para vivir esta Cuaresma en plenitud y hacer llegar el mensaje a un público amplio.

Profundizamos, así también, en el lema de este año, “Y no temas lo imposible”: la Resurrección, un auténtico “imposible” a ojos de muchos, una meta inalcanzable para otros, es consecuencia de la entrega de Jesús, de su camino, de su constancia en la misericordia y la justicia, de su perseverancia. La Cuaresma de Jesús y nuestra Cuaresma puede ser así una auténtica escuela.

En resumen: el Maestro, Jesús; los alumnos, cada uno de nosotros; la melodía, la Palabra de Dios; y las herramientas para profundizar en ella, el Camino de la Cruz (Vía Crucis), la Reconciliación, las prácticas cuaresmales.

-Los materiales de la Delegación de Pastoral Vocacional en diferentes tiempos litúrgicos siempre sorprenden por su originalidad. ¿Cómo han sido recibidos los de este año de Cuaresma y Pascua sobre todo por los jóvenes?

Todavía estamos en los primeros pasos de la Cuaresma para ver la aceptación. Es verdad que nos gusta jugar, al menos una vez al año, con el factor sorpresa y siempre te encuentras con jóvenes a los que les llama la atención el lenguaje que usamos. Al mismo tiempo, los catequistas, personas de otras congregaciones y diócesis, colegios católicos, resaltan que nuestros materiales no son sólo un “chispazo” inicial, sino que tienen una fuerte carga bíblica, oración y reflexión. Son materiales, podríamos decir, “de fondo”, donde todos pueden encontrar un mensaje de Dios para su día a día y su camino, en este caso, cuaresmal.

-Con Operación Resurrección de este año. ¿A qué se invita a todos los que formamos la Familia Dehoniana?

Nuestra invitación es una invitación directa a poner la mirada en la Resurrección y la Cruz. La imagen que usamos, que imita al logo de OT, tiene algunos mensajes velados, como que la T es una cruz… y la O es la losa del sepulcro. Nuestro camino tiene su punto culminante ahí: pero no tenemos que olvidar que la Resurrección está unida a la entrega sin medida, a la Cruz de Jesús, a un amor apasionado y apasionante. Tal vez sea ese el mensaje principal: no tenemos que tener miedo a la entrega sin condiciones, aún con la certeza de las cruces, que llegarán, como llegó la del Maestro.

Y un apunte: los materiales nacen de la misión compartida, de una “familia”. Siempre, desde hace ya bastantes años, mucho antes de que se hablara de misión compartida, el Equipo de Jóvenes en Pastoral está en la base de los lemas y sus adaptaciones a los tiempos litúrgicos. Creo que de ahí nace su “éxito”: son materiales nacidos en una comunidad joven donde jóvenes laicos y religiosos comparten su pasión por acercar el mensaje al mundo de hoy.

-Este año se ha usado un Código QR para escuchar una canción relacionada con la melodía del Evangelio. ¿Qué ha supuesto esta novedad? ¿Cómo surgió esta idea?

No es la primera vez que usamos códigos QR en los materiales, aunque sí la primera que los usamos con tanta presencia. Esta vez queremos que cualquiera, sobre todo los jóvenes, además del mensaje que le puede llegar a través de las redes o los carteles (donde aparece siempre un mensaje claro y una pequeña reflexión) puedan acceder a una “melodía” que acompañe su semana o el Evangelio del Domingo. Nos parecía un modo rápido de acceder a la misma y facilitar así un pequeño momento de oración a través de la música católica.

-Por último, cómo diría a toda la Familia Dehoniana que vivieran este tiempo de Cuaresma.

Que lo hicieran, al menos, con una pizquinina de la pasión que puso el mismo Dios en su camino hacia la Cruz y la Resurrección. Sólo con eso, con un poquito de esa pasión, la vida “sonará” diferente.

Consulta los materiales de Cuaresma en la web de Jóvenes Dehonianos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *