El p. Benjamín Ramos, nuevo párroco de Santa María de la Argelia en Quito

2

El pasado 5 de junio, el p. Benjamín Ramos Fraile tomó posesión como párroco de la Parroquia Santa María de la Argelia en Quito (Ecuador), en la parte sur de la capital ecuatoriana que cuenta con 50.000 habitantes y diez capillas a su cargo. De este modo, el p. Benjamín recibió de manos del Vicario Giovany la titularidad de la insigne parroquia rodeado de cientos de fieles que llegaron a darle la bienvenida al nuevo párroco, quien deberá continuar con una serie de proyectos iniciados por su predecesor, el p. Pedro Jesús Arenas, así como con todas las pastorales de la comunidad.

Según nos cuenta Miryam Andrade, vecina de Bahía de Caráquez y laica dehoniana, el p. Benjamín Ramos mostró en todo momento una alegría desbordante al estar a pocos minutos de recibir una de las parroquias con un histórico legado misionero, un dinamismo pastoral y una comunidad de fieles altamente activa.3

Además, Miryam nos ha relatado el desarrollo del acto donde después de la lectura del Decreto Arzobispal que lo constituye como nuevo párroco de Santa María de la Argelia, comenzó la homilía ofrecida por el Vicario Mullulema, quien se dirigió al párroco diciéndole “hoy se te encomienda dirigir al pueblo cristiano de esta parroquia con mucho amor y dedicación. Bienvenido a esta parroquia, bienvenido a esta Arquidiócesis, ojalá que tú, junto a tus hermanos de esta fraternidad Dehoniana, seas siempre el corazón del buen pastor, aquí en esta Iglesia”.

Asimismo, el Vicario Mullulema le solicitó a la feligresía que “si nosotros le vamos a pedir que Cristo se asome en su ministerio, en sus palabras, y en su corazón, nosotros no podemos menos que mostrarle a él también el Dios que habita en nosotros y apoyarle incansablemente”. Además, destacó que “de nada sirve entregarle una pila bautismal si no hay bautizados, un confesionario si no hay penitentes, las llaves si no hay fieles. Es tarea de todos apoyarle en esta nueva misión”.

A continuación, el Vicario Mullulema hizo “entrega del templo” como parte del rito de la toma de posesión del nuevo párroco donde el pueblo fue testigo del acontecimiento, y al finalizar el traspaso lo sellaron con un fuerte aplauso.

El p. Benjamín Ramos llegó desde España a Bahía de Caráquez en el año 1999, a los pocos días de su Ordenación Sacerdotal, para trabajar en la Parroquía de Leonidas Plaza donde inició su trabajo con jóvenes de la Iglesia hasta el año 2004. El 24 de septiembre 2004 fue nombrado párroco de la Iglesia de La Merced en Bahía de Caráquez hasta el 6 de junio año 2015 cuando asumió el proyecto juvenil DOMUS CORDIS hasta este año.

Le deseamos al p. Benjamín Ramos mucha suerte en esta nueva etapa que seguro será como las otras que ha emprendido, todas ellas llenas de retos, éxitos, alegría y esperanza en beneficio de la gran familia de feligreses.

1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *