El sacramento de la cuaresma

En la Cuaresma es más importante lo que Dios quiere hacer cono nosotros que lo que nosotros podamos hacer por él. Es más central la gracia que la ascética.
Los textos de este tiempo hablan del “sacramento de la Cuaresma”. La Cuaresma es un verdadero sacramento (signo eficaz) de la salvación pascual: Cristo nos quiere comunicar, en este año concreto, su vida pascual.
Cuarenta días de gracia: como los cuarenta días de Moisés en la cumbre del Sinaí, preparando la Alianza; como los cuarenta años de peregrinación del pueblo por el desierto, camino de la tierra prometida; como los cuarenta días de Elías, en marcha hacia el encuentro con Yahvé en el monte Orbe; como los cuarenta días de Jesús en el desierto, antes de dar inicio a su misión mesiánica.
En la Pascua de este año, con su preparación y prolongación, Dios nos quiere comunicar su vida con mayor plenitud. Y por eso somos invitados a una mayor oración y a una escucha más atenta de su palabra, a recordar nuestro Bautismo y a celebrar también nuestra reconciliación con Dios:
“Tanto en la liturgia como en la catequesis litúrgica debe ponerse más de relieve el doble carácter del tiempo cuaresmal, que prepara a los fieles a oír la palabra de dios más intensamente y a rezar especialmente mediante el recuerdo o la preparación del bautismo y la penitencia, para celebrar el misterio pascual”. (SC 109)

CANCIÓN: Señor, envíanos tu Espíritu (escuchar)
(“Mediación ante la cruz” Brotes de Olivo)

SEÑOR ENVÍANOS TU ESPÍRITU,
ENVÍALO PRONTO, SEÑOR.

Para matar mi ira,
para entender la suerte.
Para cambiar mi vida
y para amar tu muerte.
Para servir de antorcha,
a quien sin luz se mueve.
Para servir de impulso
a quien se siente inerte.

Para vivir amando,
y en el dolor quererte.
Para romper mi barca
donde en mi me hago fuerte.
Para saber seguirte,
en gozos y en tristezas.

Para matar mentiras,
y beber de tu fuente
manantial de agua viva
y así ya no se miente.
Para quitar las dudas,
en mis tardes sombrías
y acabar con mis miedos
y con mis cobardías.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *