El Servicio Jesuita a Refugiados

Casas del Servicio Jesuita al Refugiado
Casas del Servicio Jesuita al Refugiado

Desde el año 2010 se vino haciendo una reflexión seria sobre el posible uso de la infraestructura de las casas del “Hogar de la madre”. Se estudiaron varias posibilidades hasta que se fue dando la opción más viable que es la prestación mediante convenio de esta estructura al SJR (Servicio Jesuita a Refugiados). A ellos les hemos pedido que nos detallen cuál es su trabajo para comprender el actual uso de las casas.

En el año 2000, nace el Servicio Jesuita a Refugiados-Ecuador, cuando la delegación internacional se puso en contacto con el orden Jesuita ecuatoriano para poder conformar un SJR-EC que sirva a las necesidades de nuestro contexto.

El principal ámbito de acción es la movilidad humana internacional poniendo énfasis en las personas en situación de refugio, desplazamiento y migración, especialmente a quienes presentan mayor vulnerabilidad y así distingue su labor por el acompañamiento directo a la población, es decir, por la cercanía personal y solidaria que promueve el empoderamiento de todas las personas y organizaciones con las cuales trabajamos.

Debido al cambio constante del contexto y a las exigencias mismas de una realidad compleja en un país pequeño el Servicio Jesuita a Refugiados-Ecuador ha crecido considerablemente. Se han abierto oficinas en poblaciones fronterizas con Colombia (Lago Agrio, Tulcán, San Lorenzo y Esmeraldas) y hacia el centro del país se han implementado oficinas en Santo Domingo de los Tsáchilas y en Guayaquil, a más de Quito.

Al estar presentes en lugares donde el desarrollo de los flujos migratorios se presenta en condiciones complejas y cambiantes, podemos decir que logramos cumplir con nuestras cinco áreas de trabajo, como brindar atención jurídica para atender a quienes requieren regularizar su situación migratoria en el país. Dentro del ámbito psicosocial, profesionales especializados aplican selectivamente apoyo en orientación e intervención en crisis; además, se impulsan procesos de inclusión social a partir de los ámbitos de la educación, salud y alimentación (en los casos extremos).

Dentro del área de fortalecimiento de organizaciones de base, acompañamos de forma individual los procesos de formación de organizaciones conformadas por migrantes, familiares de migrantes, refugiados, afrodescendientes, indígenas, desplazados, mujeres y también contamos con un grupo de jóvenes. Las áreas de incidencia y comunicación trabajan para influir en la opinión pública, en los actores estatales y en las organizaciones sociales, con el fin de mejorar las condiciones de vida de los migrantes forzados, creando un ambiente positivo en la sociedad receptora y aportando en la promoción de los cambios requeridos por la normatividad jurídica y las políticas públicas del país.

SJR

Hace un año exactamente, decidimos emprender un nuevo reto en la zona Sur de la ciudad de Quito, la creación de nuestras casas de acogida. Proyecto que con el apoyo de la Congregación de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús y de ACNUR pudo llevarse a cabo. Agradecemos profundamente a todos quienes formaron y formaran parte de éste proyecto, el cual cada día nos ayuda a seguir construyendo un mundo más justo y hospitalario.

Para concluir esta presentación del SJR-Ecuador y honrar la memoria del P. Arrupe, nuestro fundador, citamos una frase que es muy acorde a nuestra realidad y que nos impulsa a seguir acompañando, sirviendo y defendiendo a las personas en situación de movilidad humana

“La oportunidad de servir a los millones de refugiados que hay en el mundo, deberíamos considerarlo como un privilegio” Pedro Arrupe S.J.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *