Encontrarnos tú y yo

Tenemos voz, tenemos fe, tenemos algo en qué creer.
Tenemos un amigo fiel, vida que brota a flor de piel…
Tenemos mil motivos para sentirnos vivos…
¿qué nos falta aún para sentirnos bien?

Tenemos la oportunidad de decidir y de buscar.
Tenemos suerte de aprender dónde está el mal y dónde el bien.
Tenemos corazones cargados de ilusiones,
pero en nuestra vida falta … un “no sé qué”.

El encuentro es la llave que cierra o abre.

CREER DE NUEVO EN TI ES BUSCAR EL AMOR COMO EL AIRE QUE RESPIRO;
AMOR NO ES MÁS QUE TRANSMITIR TU PASIÓN CUANDO TODO ESTÁ PERDIDO;
SENTIR QUE NECESITO DE TI, BUSCARTE, PORQUE YO, SIN TI, NO SÉ VIVIR.

De tanto oír hablar de ti me acostumbré a sobrevivir
sin Dios, ni fe, sólo mi yo, el mundo de “lo práctico”;
bastante indiferente, creyendo que tú estás ausente,
que no eres de esta realidad.

En fin, ya ves cómo nos va: necesitamos perdonar,
menos palabras, más vivir, gestos sinceros, compartir,
buscarte en cada hermano cuando está más lejano,
hacer creíble tu mensaje hoy, aquí.

El encuentro es la llave que cierra o abre.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *