Encuentro de hermanos en Cristo

Cruces de los novicios de las diferentes congregaciones participantes en el Encuentro.
Cruces de los novicios de las diferentes congregaciones participantes en el Encuentro.

Hoy quisiera empezar por dar las gracias a todos aquellos que leen estos artículos y que de alguna manera u otra nos lo hacen saber y nos animan a seguir transitando por el camino que Dios nos regala. Desde aquí, ¡GRACIAS!

El 7 de febrero fuimos a Madrid para tener un encuentro de formandos: Aspirantes, postulantes y novicios/as. Fue un encuentro inter-congregacional, que tuvo lugar en el colegio “Enriqueta Aymer” de las hermanas de los Sagrados Corazones. Las actividades comenzaron a las 10 de la mañana. Se dio comienzo con una película de una mujer que debe ser un referente de vida cristiana para nosotros porque dejó hablar a Cristo en su vida e hizo que Cristo la llevase a donde debía: a los pobres. El nombre de esta mujer es Dorothy Day. A través de ella y su experiencia pudimos tener un gran día de reflexión y oración con las pautas dadas por nuestras animadoras: María Vidal ss.cc y Mª Carmen González sac, que fueron las promotoras de este encuentro junto a los formadores y Maestros/as de novicios/as.

Después de la película vino la oración y reflexión personal, hasta la hora de la comida. Un momento bastante bueno porque tuvimos más tiempo para conocer a todos aquellos que no conocíamos y conversar por largo rato: es allí donde se da la fraternidad; en el compartir con los hermanos y hermanas que Dios nos regala y que son una riqueza cuando descubrimos a los otros como un don de Dios.

Por la tarde comenzamos en grupos a compartir la experiencia de la película y la posterior reflexión hecha personalmente. Otro momento muy hermoso porque fueron grupos de menos de 10 personas y cada quien tuvo un tiempo determinado para conversar y compartir lo que creía oportuno a la luz de algunas preguntas. Personalmente me ayuda mucho escuchar las experiencias de vida de otros y que allí algunos se atrevieron a decir sin temor y con total apertura. Después de compartir en grupo tuvo lugar la puesta en común. En este encuentro estábamos 52 personas.

A las 6:00pm llegó el momento culmen y más importante del día: la Eucaristía. Este momento estuvo lleno de fe, de vida y de ganas de seguir a un Dios que con su amor nos ha dicho: ¡VEN! Todos los que estábamos allí vamos dando pasos en ese seguimiento. Hubo varios momentos de la Eucaristía que fueron significativos:

  • cada uno tenía en un pequeño saco de plástico una forma para ofrecerla en el ofertorio con todo lo que en aquel día habíamos vivido.
  • el gesto de la paz que a mí me dio la sensación que aunque no me moví de mi lugar pude dar la paz a todos lo que estaban en aquella capilla, porque en ese momento habíamos terminado de rezar el Padre Nuestro y estábamos tomados de las manos y el sacerdote nos invito a dejar nuestras manos juntas y que ese fuera nuestro gesto de paz, que se trasmitió como una cadena entre todos los que estábamos en la capilla.

Terminamos en encuentro con una merienda y llegó la despedida.

En el encuentro estaban distintas congregaciones: Hermanos de la Salle, Carmelitas de la Caridad Vedruna, Concepcionistas, Salesianos, Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús, Misioneras oblatas, Hermanas de los Sagrados Corazones, Hermanas del Ángel de la Guarda, entre otros. Muy agradecido a cada una de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *