ENCUENTRO NACIONAL DE LA FAMILIA DEHONIANA EN PORTUGAL

Testimonio de Carmen Portals (Coordinadora General de los Laicos Dehonianos)

En cuanto a la experiencia de este Encuentro, además del agradecimiento por la oportunidad que he tenido, he venido con el espíritu lleno: por la acogida, la calidez y por todo lo que hemos observado en cuanto a orden, forma de trabajar, cumplimiento de horarios, las celebraciones con la comunidad primero y las del encuentro, siempre tan bien preparadas y de nuestra convivencia, ¡qué puedo decir!, si creo que nos ha faltado tiempo para ponernos al día.

Este Encuentro de la Familia Dehoniana me ha facilitado testimonios de vida muy importantes, como los de Duarte, Mª Teresa con su buen ánimo en las convivencias y su esfuerzo por entenderme y hacerse entender…, el P. Carlos, los jóvenes….

De cara el futuro, creo debo aprender de su buen hacer, de su buen ánimo e interés en seguir adelante y en concreto, el gran interés por ampliar los conocimientos en la vida y espiritualidad de nuestro Fundador.

Quizá el momento que ellos viven ahora se pueda comparar a nuestro auge en la Iglesia de hace unos años, pero como allí comentamos, yo personalmente me siento responsable de todo el tiempo perdido y lo que he dejado de hacer, que también habrá contribuido a llegar al estado y momento en el que nos encontramos. También es verdad, que los que seguimos, lo hacemos con un mayor convencimiento y eso es muy importante.

Un fuerte abrazo. Carmen Portals.

Testimonio de Ascen Bañares (Laica Dehoniana del Grupo de Puente la Reina-Navarra)

Primero, quiero ofrecer mi gratitud por haberme invitado a este viaje, ha sido un maravilloso regalo. MUCHISIMAS GRACIAS.

He vuelto a disfrutar como una niña con zapatos nuevos, por un lado, lo bien que nos han atendido, continuamente pendientes y preocupándose por nosotros para que estuviéramos cómodos , ha sido una pasada, y por otro lado, y aquí viene lo fuerte, han sido unos días difíciles para mi, me ha impactado mucho el ver una Iglesia activa, comprometida , muy preocupados por toda la realidad social, que viviendo la crisis, no se achican, y con toda SENCILLEZ y HUMILDAD piden ayuda y quieren hacer frente a esta realidad. También me ha servido para conocer como funcionan otras comunidades, igualito que en la sociedad en la que vivimos, que nos rompemos la cabeza para destacar antes de pedir ayuda, esto es una comunidad COMPROMETIDA y enamorada del AMOR que el Padre Dehon vio en el “Sagrado Corazón de Jesús”.

Me ha impresionado esas miradas transparentes, limpias, alegres, a mi me cortaban la respiración, igualmente el testimonio de Duarte “Si se cierra una puerta, se abre otra” y esta le llena, como decía: una experiencia intensa profunda y gratificante y el detalle de la imposición de la Cruz, cuando le pregunte porque se la había guardado tan rápido y me contesto: para que este más cerca de mi corazón”, yo me quedo muda.

El compartir mesa con el Padre Egidio ha sido todo un lujo, disfrutar de sus conocimientos sobre la vida el Padre Dehon, ha hecho que lo conozca mejor, también el tener entre nosotros al Padre Valerío Pilati con su delicado trabajo en la India.

Ha sido sorpresa tras sorpresa, el profundo compromiso de llevar en sus vidas la Espiritualidad Dehoniana, compartiendo, en una comunidad abierta y acogedora a todos, Le tendré que pedir al Señor que me ayude para que esta experiencia no caiga en saco roto, sino que aporte mi granito de arena, pero que lo haga con la sencillez que hemos visto estos días.
Tengo también unas cuantas frases que me han tocado:
-nuestra vocación- SER EN CRISTO
-nuestra comunión-SER IGLESIA
-nuestra dimensión carismática- SER FAMILIA DEHONIANA
-nuestra acción- ESTAR EN MISIÖN.

Igualmente los dos puntos de Carta Constitutiva 57 y 58: “La Sagrada Familia de Nazaret, Jesús; María y José, tan reflejada y asumida en la vida y obra del Padre Dehon, constituye para nosotros modelo de oración y contemplación, de amor y disponibilidad, de compromiso y misión”; “Invocamos el Espíritu Santo para que proteja la Familia Dehoniana y que sus miembros puedan seguir el espíritu del Padre Dehon, que se inspiró en la humildad y disponibilidad de María, así como en el ejemplo de la voluntad de Jesucristo, siempre en sintonía con la voluntad del Padre”. “La Espiritualidad dehoniana es más que nada, una ocasión para escuchar el Corazón del Señor, lleno de Amor y solidaridad hacia la humanidad particularmente hacia aquellos que no tienen condiciones de vida y esperanza”. Saludos a todos, Ascen Bañares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *