Encuentro Nacional de Laicos Dehonianos en Ciempozuelos

Laicos_dehonianos

Durante el pasado fin de semana, celebramos un nuevo Encuentro Nacional, que, al ser preparado por el grupo de Madrid, se realizó como en ocasiones anteriores, en la localidad de Ciempozuelos, en la Casa de Espiritualidad de las Hermanas Oblatas.

Nos reunimos de 20 personas, para compartir nuestros trabajos en los grupos locales y sentirnos más cerca los unos de los otros y a su vez, formarnos, pues a ello dedicamos el sábado, centrados en esta ocasión en la Virgen María.

En la mañana contamos con el P. Juan Álvarez, del IS Stabat Mater y Párroco de la Parroquia de Ntra. Sra. de la Merced en Madrid, para hablarnos bajo el sugerente título “Las 31 soledades de la Inmaculada” y en la tarde, nos acompañó el Religioso Félix Blanco, con “Ecce Ancilla, disponibilidad dehoniana en clave mariana”, tema muy vinculado con nuestra espiritualidad.

Tanto en la Eucaristía celebrada el sábado en la mañana, como en la del domingo, tuvimos un recuerdo muy especial para nuestros compañeros y delegados fallecidos, ya que en concreto coincidíamos con el quinto aniversario del fallecimiento de nuestro amigo Pepe Baena, y de los SCJ vinculados con alguno de los grupos, P.Salvador Elcano y P.Pedro García Verdú, fallecidos el pasado mes de julio, sin olvidarnos de los amigos ausentes de todos los grupos.

La exposición de la mañana necesitaba de muchas horas para poder desarrollar tanto en tan poco tiempo, pues se basaba en un libro escrito por él, donde relata con detalle cada una de esas 31 soledades: desde la soledad del ser y crecer como Inmaculada, siendo Israelita, sus desposorios con José y ante la Encarnación, en la espera del Nacimiento y en la cueva de Belén, con la posterior huída a Egipto y formando parte de una familia diferente a todas. Pasando por la soledad de verse viuda y ante el misterio de su Hijo, con los comentarios durante su vida pública, para llegar a su Pasión y Muerte, con soledad en la Pascua ante tantos recuerdos y tras la Ascensión…, viviendo las primeras persecuciones de la Iglesia y ya, Asunta al cielo sintiendo como Madre, asiste a cada uno de todos nuestros acontecimientos humanamente desastrosos, pero apoyando nuestras esperanzas humanas en la Esperanza Eucarístico-Sacramental.

Después de un corto descanso, al terminar de comer, comenzamos la tarde con un pequeño juego para analizar cómo percibe cada asistente el momento actual de la sociedad, según entendíamos la expresión “Ecce Ancilla” y en qué nos afectaba.

Posteriormente se realizó el desarrollo del tema, para finalizar con un pequeño coloquio, después de un momento de trabajo en grupos pequeños. Para cerrar la tarde, participamos en la Adoración Eucarística.

Con todo ello, reconfortados con los corazones llenos de paz y alegría por tan buenos momentos vividos, en oración, fraternidad, compartiendo ilusiones y esperanzas, así como apoyo para nuestras “fatigas cotidianas”, después de la comida del domingo, comenzaron los traslados a nuestros lugares de origen, con la posibilidad de encontrarnos de nuevo en el próximo encuentro de la Familia Dehoniana en el mes de febrero, a la que pertenecemos.

Carmen Portals

Coordinadora Nacional del Grupo Laicos Dehonianos

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *