Espaciodespacio

Se fundió la nieve pero todavía quedan los rescoldos encendidos del último [espacidodespacio] que tuvo lugar el pasado lunes 11 de Enero. Con la voz de Mufasa recordabamos la anterior y más auténtica de nuestro Dios: "Tú eres mi Hijo/a, en quien me complazco". En estos comienzos del año todo suena a nuevo, también la liturgia. Por eso, el texto que os proponemos para la oración y la posterior reflexión del próximo lunes es el del comienzo del evangelio de Lucas. Este evangelio es el que iremos leyendo a lo largo de todos los domingos ordinarios de este año. Es curioso cómo empieza: como si fuera una carta a un tal Teófilo. Y como pórtico, una escena en la sinagoga de Nazaret, donde Jesús se atreve a interpretar la escritura delante de todos identificándose con el Mesías. ¡Que atrevimiento!¡Qué osadía! ¡Qué presunción! Pero no. No es honor lo que reivindica…, Él ha venido a dar la buena noticia a los pobres. ¿Y nosotros? ¿A qué hemos venido? ¿Para qué estamos en este mundo? ¿Es nuestra vida buena noticia para algo? ¿Y los pobres, tienen alguna razón para alegrarse? Todo esto y más, hoy lunes a las 19:00. Os esperamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *