Mary Cruz Páez: “En Venezuela se necesitan cerca de 134 salarios mínimos para alimentar a una familia de cinco miembros”

exodo-venezuela

Mary Cruz Páez Mendoza, originaria de San Carlos, Estado Cojedes – Venezuela, a sus 40 años tuvo que huir de su país por la crisis vivida. Esta licenciada en Administración de Empresas, mención informática, partió el 4 de enero de 2018 a Perú en busca de un futuro mejor.

Atrás ha dejado a su gente querida “mi madre, mi padre, mis hermanos, sobrinos, tíos, primos, mis amigos, hermanos de la parroquia…Pero la situación económica que se está viviendo en Venezuela me hizo marchar, ya que el mes de diciembre mi sueldo en Bolívares me alcanzaba para dos comidas durante todo el mes. También marché por la falta de medicinas”, asegura Mary Cruz.

Según nos indica, su salario no cubría las necesidades básicas y principales que debe tener una persona. “No podía ayudar a mis padres para adquirir sus medicinas y su alimentación. Tomé la decisión con todo el dolor de mi corazón de emigrar para poder ayudarles y colaborar con mis hermanas y sobrinos”.

Y es que Venezuela está viviendo una situación insostenible. “Mucha gente está pasando hambre, muchos comen una sola vez al día y muchos ni siquiera comen. Hay mucha desnutrición en los niños porque no se alimentan como debe ser. Tengo cinco sobrinos actualmente y sus mamas son maestras y su salario no les alcanza para darle una buena alimentación” señala esta venezolana.

A parte de la falta de alimentos, Mary Cruz insiste en la escasez de medicamentos, “ha muerto mucha gente por esta situación. Algunas personas se ayudan porque tienen familiares fuera del país y les pueden enviar medicinas, otros sin embargo quedan esperando que se haga la voluntad de Dios”.

En Venezuela el salario actual, según el último aumento, es de 2.555.500,00 Bs. “En abril, de acuerdo al aumento registrado en febrero de 2018, la cesta básica se encontraba en 52.680.900,98 bolívares, el aumento fue de 48,8% con respecto al mes anterior, equivalente a 17.288.194,15 bolívares, es decir, que se necesitaban 134 salarios mínimos (392.646,46 bolívares) para adquirir la cesta básica para cinco miembros de una familia. Y todo sigue aumentando”.

Mary Cruz se entristece al recordar todos los momentos vividos en su país, recordar las grandes colas para adquirir alimentos, “las colas de los ancianos para poder cobrar su pensión, ver tanta injusticia de los efectivos de la Guardia Nacional y personas adeptas al gobierno con respecto a las personas de la tercera edad…”

En la Diócesis de San Carlos hay dos parroquias atendidas por los Dehonianos, allí Mary Cruz ha tenido muy buena relación con los religiosos de allí ya que le han ayudado en su vida cristiana, en la dirección espiritual y formativa.

A ella le encantaría que cambiase la situación de Venezuela y poder volver a su país, “no cambio mis raíces por nada”. “Para eso primero que nada la gente debe buscar a Dios y creo que se están dando los pasos, con la oración se puede lograr que este gobierno salga ya que para Dios no hay nada imposible. Creo que la Conferencia Episcopal debería realizar un plan pastoral que se asemeje más a la realidad que hoy día se vive en este país. A pesar de las adversidades somos un país solidario”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *