Hay signos que anuncian la venida del Mesías

Hoy es el último domingo del tiempo de Adviento. Adviento llega a su meta. Nos hemos preparado par ala celebración de la Navidad, el gran misterio. Navidad es inminente. Cada año la Iglesia, en este cuarto domingo, pone ante nuestros ojos el ejemplo de aquella mujer que supo esperar de verdad. El evangelista Lucas narra el encuentro de dos mujeres-madres que esperan gozosamente. Las promesas de Dios se cumplen en ellas. maría, es la mujer creyente, e Isabel la mujer que experimenta el silencio de Zacarías por no haber creído al ángel. Las palabras de Isabel son confesión de fe en la divinidad de Jesús y la maternidad de María. La casa de Isabel se lleno del gozo de la salvación. María proclamó humildemente la grandeza de Dios. María ocupa un lugar privilegiado en este tiempo, ella es la Madre de la espera, la verdadera morada de Dios entre los hombres; es la servidora humilde y fiel.

1ª LECTURA: Miqueas 5, 1-4a De ti saldrá el jefe de Israel
SALMO RESPONSORIAL: Oh Dios, restáuranos, que brille tu rostro y nos salve
2ª LECTURA: Hebreos 10, 5-10 Aquí estoy para hacer tu voluntad
EVANGELIO: Lucas 1, 39-45 ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor?


Pincha aquí, para rezar esta semana con insistencia

OH VEN, OH VEN ENMANUEL
RESCATA DE MAL A ISRAEL.
ÉL VIVE EN UN EXILIO TRISTE
DESDE EL DÍA QUE TÚ TE FUISTE.
OYE SU VOZ, ENMANUEL,
AQUÍ TE ESPERA ISRAEL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *