Iglesia unida por el trabajo decente

del Justicia y Paz.jpg

Seis organizaciones españolas de inspiración católica, especializadas en el ámbito de justicia social y el trabajo –Cáritas, CONFER, HOAC, Justica y Paz, Juventud Estudiante Católica y Juventud Obrera Cristiana— han sumado sus esfuerzos y capacidades para impulsar en nuestro país la iniciativa “Iglesia unida por el trabajo decente”, que se ha presentado esta mañana en Madrid en el salón de actos de la Cadena COPE.

Esta iniciativa cuenta con la adhesión de más de 65 entidades sociales, organizaciones de Iglesia, congregaciones y comunidades parroquiales de todo el país, que comparten el objetivo de defender unos derechos laborales cada vez más precarios y promover en nuestro país una iniciativa de sensibilización y denuncia.

Hace ahora un año se celebró en Roma un seminario organizado por el Pontificio Consejo de Justicia y Paz, en el que participaron cerca de treinta delegados de la Organización Mundial del Trabajo y de organizaciones de Iglesia. El seminario sirvió para profundizar en una Declaración conjunta respecto al trabajo decente y a la agenda de desarrollo post-2015.

Las organizaciones firmantes consideraban que la erradicación de la pobreza requiere un compromiso del que son responsables los gobiernos, los empresarios y las organizaciones de trabajadores, el sector privado y la sociedad civil. Estos compromisos se basan en la dignidad humana, los derechos y responsabilidades humanas y la solidaridad.

Para apoyar esta iniciativa, el 19 de septiembre pasado, y convocados por el Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC) y por la Unión Internacional Cristiana de Dirigentes de Empresa (UNIAPAC), se reunieron en Madrid representantes de organizaciones católicas preocupadas y ocupadas en la promoción del trabajo decente, con la intención de secundar los principios y objetivos de la Declaración romana en pro del trabajo decente.

En el acto de presentación celebrado en Madrid esta mañana –que ha contado con las intervenciones de Charo Castelló, del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos; Javier Alonso, de Justicia y Paz; José Luis Saborido, de la Conferencia Española de Religiosos (CONFER); y Joaquín Nieto, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)— se dio lectura a la Declaración de la iniciativa, cuyo texto de reproduce íntegramente a continuación:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *