João Amaro Fernandes: “El Noviciado Dehoniano supone una relación de amistad con Dios”

Amaro

João Amaro Fernandes Pestana vivió el pasado 14 de septiembre uno de los días más importantes de su vida. Junto a José M y Eduardo celebró la Entrada al Noviciado, un período en el que conocerá de cerca la vida comunitaria en la Congregación y afianzará la vocación a la vida religiosa.

 João Amaro nació en la isla de Madeira, Portugal, a 15 de enero de 1997. Es el segundo hijo, y tiene dos hermanas más. Creció en un pueblo sencillo, de agricultores, y estudió lo que es común en Portugal, es decir, hasta los 18 años. Cuando tenía 14 años entró en la Casa de Formación de los PP. Reparadores en régimen interno, un tiempo importante para fomentar amistades que perduran aún hoy, crecer junto a la vivencia religiosa y descubrir con el tiempo la llamada de Dios.

AMARO (1)

Hace dos años, decidió continuar este camino, iniciando sus estudios en Teología, en la casa de Oporto – Centro Dehoniano. Desde nuestro blog vamos a conocer un más a este joven

-¿Cuándo surgió su vocación religiosa?

No sé bien… pienso que fue con una invitación de un Padre de la Congregación a un encuentro de fin de semana. Era una invitación a experimentar un poco la vida del seminario o a pasar el fin de semana fuera de casa. Lo mío fue por la segunda razón. Pero fue el contacto con la casa, las personas, nuevos amigos que sólo veía una vez al mes, la formación y, en especial, la Eucaristía lo que hicieron que yo quisiese salir de mi casa y quedarme en aquella casa… Puede ser que fuera Dios que me estuviese llamando, o el ritmo de vida que me encantaba, o el compañerismo, o lo mismo un joven queriendo más libertad de sus padres… Tal vez fuera un poco de todo y tal vez fuera más. Pero fue así, en un contacto tímido y sin ninguna intención de ser religioso, que surgió mi vocación.

-¿Cuándo estableció su relación con los Dehonianos?

Fue con un Padre que vino a visitar mi escuela. Fue con él con quien tuve mi primer contacto. Él me invitó a participar en un encuentro y después a mantener el contacto. Creo que no fui yo, sino Dios quién nos presentó.

-¿Qué supone el inicio del Noviciado? ¿Qué espera de esta etapa?

El inicio del Noviciado supone muchas cosas que son difíciles de hacer y de ser. Sin la ayuda de Dios, este camino sería muy dificultoso. Supone una relación de amistad con Dios, la capacidad de dejarse moldear, la humildad, la curiosidad, etc. Yo espero poder conocer el carisma de los dehonianos, profundar las razones de mi fe, mi vocación y descubrir la forma de vida dehoniana en mí.

AMARO (3)-¿Qué sentimientos le invadían en el acto de Entrada al Noviciado? ¿Cómo vivió ese momento?

Yo estaba bastante nervioso. Sé que no había razones, pero se trata de un compromiso ante el Señor, la Congregación y, siendo una decisión fundamental en mi vida, no podría estar viviendo este momento sin interiorizar ni reflexionar. De hecho, ese momento fue vivido en acción de gracias. Recordé todo el camino hecho hasta aquí y el horizonte que se aproxima. Presenté al Señor mis proyectos para este año y pedí fuerza y orientación para la caminada.

-Como joven que es, ¿cómo es nuestra juventud de hoy en día? ¿Cómo es su relación con el tema religioso?

Nuestra juventud tiene muchas cosas buenas. Pensemos, por ejemplo, en las cosas que hoy disponemos. Tenemos acceso a medios que abren infinitas puertas. Nuestros abuelos no podrían soñar con la información que poseemos hoy. Solo tenemos que aprovechar. Con el tema religioso también. Podemos saber lo que hace el Papa en un clic… Buscar los escritos de los Padres en segundos, el catecismo, vídeos, películas, artículos, crónicas, oraciones, contacto con escritos antiguos, con la Biblia, etc… Con esto quiero decir que nosotros, los jóvenes, tenemos ganas de aprender, pero necesitamos de vosotros, maestros en el camino de la fe, que nos guíen por el camino y que nos ayuden en nuestras dificultades, en nuestras caídas y desilusiones. En fin, que nos levanten en nuestros momentos difíciles.

João Amaro agradece la oportunidad que la Congregación le ha dado, la acogida calurosa con la que ha sido recibido en España y a la Comunidad de Alba de Tormes por dejarle formar parte de la Familia Dehoniana.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *