P. Carlos Luis Suárez: “Hablar de educación es hablar del ideal del P. Dehon de creer que la juventud es esperanza”

jovenes y educacion

Contiuamos la entrevista al P. Carlos Luis Suárez Codorniú, Superior General de nuestra Congregación, en esta ocasión nos habla sobre Jóvenes y Educación Dehoniana.

Dehon y los jóvenes

El padre Carlos Luis ha estado muchos años dedicados a la formación de los jóvenes religiosos en Caracas (Venezuela), compaginando la docencia de Sagrada Escritura en la Facultad de Teología. Se muestra convencido de que merece la pena presentar nuestro carisma y nuestra misión a los jóvenes: ¡Es lo mejor que podemos hacer! Cuando uno disfruta de su propia vocación, cae en la cuenta de que esto que vive es tan estupendo que hay que compartirlo, que hay que invitar a otros.

La primera propuesta vocacional nace desde lo que vamos viviendo, es el mejor aliciente que podemos dar a otro: que nuestra vida sea creíble, sea consecuente con lo que hemos profesado. Es entonces cuando estamos invitando a otros a compartir, como los primeros discípulos: hemos encontrado al maestro y vamos por los caminos y provocamos a otros para que se atrevan a compartir esto que hemos tenido la dicha de conocer.

Para hoy y para todos los tiempos sentirnos discípulos de Cristo es una bendición. En la expresión del Concilio sobre la vida religiosa: caminamos todos en la Iglesia con Él, pero un poco más de cerca tal vez no porque seamos los mejores, sino porque somos los que más necesitamos oír. Ahí estamos nosotros queriendo acercarnos más para escuchar mejor. No somos los mejores, tenemos problemas auditivos -bromea-, pero ahí estamos afinando el oído para ver lo que dice el maestro. Y esta propuesta tenemos que seguir haciéndola y empeñarnos más con el mundo juvenil desde el mundo educativo, desde el mundo de la periferias, desde el mundo laboral, etc. Hay mucha juventud que se nos presenta como una ocasión para acercarnos y hacerles presente, desde lo vivido, lo que creemos que vale la pena.

Nuestra presencia educativa 

Hablar de educación es hablar de nuestros orígenes y del ideal de Dehon de creer que la juventud es esperanza, es puerta para un cambio creíble, una juventud que sea acompañada y que es formada desde una interioridad.

La educación en dehoniano va más allá de la excelencia académica y los logros de un curriculum, y se centra en que la persona en proceso formativo encuentre las herramientas que le acompañen más allá de su expediente: una manera de estar en la sociedad, de inquietarse, de querer responder a los demás. Educar es ayudar a ensanchar el corazón, a sentir que este mundo es nuestro  y que tenemos algo que hacer, que lo que pasa en mi entorno no puede serme indiferente.

Uno de los objetivos de Dehon, desde el principio, es lograr que los jóvenes se apasionen por la sociedad, por cuidar una mirada de inconformidad, que no se ajusten a las cosas que hay, sino que sean capaces de responder desde lo que hay en el corazón de Dios, y así responder al proyecto de Dios, y así ser levadura en medio de lo cotidiano.

Tenemos el reto de mirar el modo de actualizar nuestra presencia en el mundo educativo. Quizá no siempre se pueda desde una escuela formal, un liceo, un instituto, una facultad, pero tenemos involucrarnos en tantas maneras de enseñar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *