Juan el del corazón inquieto de Dios

Juan el Bautista Adviento

Juan es el testigo del Corazón inquieto de Dios. Como si Dios no aguantara más a los tiempos marcados por Él mismo y quisiera alumbrar (casi como si fuera una nueva creación) al mundo con el nacimiento de Jesús.

Las insistencias del Bautista en la conversión profunda, en la confesión de los pecados, en el bautismo y nueva vida nos hablan de esta percepción de Dios con un Corazón inquieto, nervioso, por dar nueva oportunidad a la humanidad, esta vez de modo casos insospechado.

Adviento. Prepara tu corazón a la mayor entrega que se haya hecho jamás. Permíteme que insista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *