La Buena Nueva

La buena nueva es el segundo largometraje de ficción de la directora Helena Taberna (Yoyes). También se presenta en San Sebastián, aunque se estrenará a principios de noviembre. Está parcialmente basada en el testimonio de un tío de Taberna, el sacerdote de Altsasu Marino Ayerra, cuyas memorias se recogen en la obra No me avergoncé del Evangelio. Miguel es nombrado párroco de un pueblo socialista, coincidiendo con la sublevación de 1936. Desde el inicio de la guerra, el bando nacional ocupa el pueblo y pronto se suceden los fusilamientos. A lo largo de tres años de Guerra Civil, la defensa del mensaje del Evangelio en una situación tan compleja no es fácil. Miguel tendrá que enfrentarse a la jerarquía eclesiástica y militar poniendo en juego su propia vida.
La buena nueva nos aproxima a un hombre de fe. No estaremos de acuerdo con él en algunas acciones, pero es indudable el atractivo de una persona en la que se evidencia que la belleza de los católicos no viene de su físico, sino de la fe que profesan y que, viviendo las mismas circunstancias de todos, viviendo dentro de la fragilidad y del límite, viven en la fe del Hijo de Dios, esto es, viven de la Verdad. leer más (Alfa y Omega)

Si quieres saber más en periodista digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *