MES DE MARZO CON EL P. DEHON, 12 de Marzo

APÓSTOL DEL S. CORAZÓN: APOSTOLADO SOCIAL EN EL ÁMBITO DE LA CIUDAD, DIÓCESIS, NACIÓN, EUROPA

El “Patronato San José” en S. Quintín es la joya del joven sacerdote León Dehon.
Dando catequesis a los muchachos de las escuelas municipales, advirtió la necesidad de seguirlos también después de la escuela; por ello, tras los primeros tres meses de enseñanza, comenzó a reunir algunos muchachos en su habitación el domingo después de Vísperas. Algún tiempo después un amigo suyo, el señor Julien, puso a su disposición el patio de su pensionado para que los muchachos jugasen, y algún aula para conversar y tener conferencias. En agosto de 1872 alquiló un terreno y construyó una capilla y algunas salas de reunión. Inicialmente los muchachos inscritos eran 75, en la Navidad de 1872 son 200, en 1875 serán 500. En torno al Patronato S. José florecen otras iniciativas y obras sociales: una “casa de familia” para obreros y aprendices alejados de su casa, donde pueden comer y dormir. Se instituye el Círculo obrero (23.10.1873), agregado a la Obra de los Círculos católicos; el Círculo para estudiantes (diciembre 1875); un curso quincenal de estudios de ética económica para los patronos y directores industriales (1876); una sociedad para la construcción de casas para los obreros; una sociedad de ayuda mutua… “Para los obreros no hay lugar en nuestras iglesias y no reciben la instrucción adecuada. Son ovejas sin pastor. Encuentran en los patronatos un poco de ese cuidado… que la iglesia debería tener por cada uno de ellos” (NHV X, 3): así razonaba León Dehon.

En la diócesis promueve la Oficina diocesana para las Obras sociales, fundada por mons. Dours (1874), y del que es nombrado secretario. Organiza así, de 1875 a 1878, tres encuentros diocesanos para sensibilizar al clero en la cuestión obrera y en la fundación de asociaciones católicas para los obreros.

También en el ámbito nacional, organiza o participa activamente en diferentes peregrinaciones de obreros o en los Congresos de la Obra de los Círculos católicos. En agosto de 1873, con sus jóvenes obreros, participa en la gran peregrinación a Ntra. Señora de Liesse, que reunió a más de 1500 obreros. Participa en los Congresos anuales: en particular en Nantes, en agosto de 1873, conoce a León Harmel, empresario industrial cristiano, con el que colaborará en la formación cristiana de sus obreros en las fábricas de Val de Bois; en 1875 en Reims, guía a 80 delegados de la diócesis de Soissons. Junto a León Harmel organiza en Val de Bois, en las vacaciones de verano, encuentros para los seminaristas para sensibilizarlos en los temas sociales.

En el ámbito europeo León Dehon participa en los movimientos obreros de Bélgica e Italia; organiza peregrinaciones de obreros a la Cátedra de Pedro en Roma; participa en la Obra de los Congresos en Italia; estrecha lazos con Giuseppe Toniolo, Filippo Crispolti, el conde Soderini, Don Sturzo: exponentes todos ellos del apostolado social católico italiano; prepara y predica la encíclica social de León XIII, la “Rerum Novarum”.

Su participación en estos Congresos, nos la explica así: “los consideré siempre como otros tantos retiros espirituales sobre el celo: se aprenden los métodos para hacer el bien”, escribió en sus Obras sociales (II, 369-370).
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *