Mes de Marzo con el P. Dehon (IV)

NUESTROS CONGRESOS

Unum in locum saepe convenire videmus viros egregios, quo communicent consilia invicem, viresque jungant, et quid maxime expedire videatur consultent.
Hombres de bien se reúnen frecuentemente en Congresos para comunicarse sus puntos de vista, unir sus fuerzas, establecer programas de acción.
Encíclica Rerum novarum

Durante el año que acaba de terminar se han celebrado en Francia muy numerosos Congresos católicos. La mayor parte habían escogido Reims como lugar de
reunión y la circunstancia especial del Centenario ha contribuido a su éxito. Algunos han tenido por su numerosa asistencia, por la importancia de los temas que han sido tratados allí, por la elocuencia de los oradores que allí han sido escuchados, un resplandor particular.
Este movimiento un poco excepcional de los católicos, de ordinario tan tranquilos, – quizás debería decir demasiado tranquilos – , no ha dejado de atraer la
atención general. Ha habido incluso un poco de emoción. El mundo oficial ha estado pasablemente turbado y se ha preguntado repetidas veces si no se habrían opuesto a esta agitación insólita. Se ha pasado revista a todas las flechas de la aljaba de las leyes existentes, pero ninguna parecía poder apoyarse de
aquel lado. Los enemigos del nombre cristiano, los libre-pensadores y los socialistas han tenido más desconcierto: se han puesto furiosos e incluso se puede decir francamente, han tenido miedo. Han gritado el peligro clerical, han interpelado a la Cámara. Pero los Congresos han continuado su camino.
Ciertos católicos incluso se han detenido ante algunas ligeras inquietudes; se podría decir que ante algunos interrogantes:
“Todos estos Congresos, ¿a dónde nos conducirán? ¿Tienen verdaderamente alguna eficacia? ¿Su doctrina es suficientemente segura? ¿Es su dirección 360 bastante firme? ¿Son sus resoluciones siempre prudentes?
Desde que nuestros Congresos han puesto algunos puntos en discusión, inclusoentre nosotros, es del todo natural que un amigo de estos Congresos venga a justificarlos y a disipar esta nube; eso es lo que nosotros queremos tratar de hacer. Seguir leyendo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *