Nos une pasión, la pasión del corazón

FamiliaDehoniana

Compartimos el testimonio de un asistente al I Encuentro de Familia Dehoniana. No quiere personalizarlo con su nombre porque este es el sentimiento de muchos de los que asistieron a esta gran jornada. ¡Todos somos Familia Dehoniana!
“Sierra de Guadarrama (Madrid) 24 y 25 de febrero. Cantidad de gente con una idea muy definida. MISIÓN Y MISIÓN COMPARTIDA (niños, jóvenes, no tan jóvenes y mayores). Bonito lugar para esparcir nuestros pensamientos individuales (siempre con nuestros queridos S.C.J.) Gracias.
Este encuentro, cuya organización corrió a cargo de un grupo de jóvenes laico-dehonianos de Madrid y varios sacerdotes S.C.J., me llamó mucho la atención por la calidad de las personas asistentes y las ganas que pusimos cada uno de nosotros en conocer nuestra MISIÓN.
Acogida, oración, charlas, talleres, recogimiento, interiorismo, Adoración, Santa Misa, alimentación, descanso etc. en fin, una serie de acontecimientos o encuentros que nos ayudan (me ayudaron) a encontrar el significado de la palabra MISIÓN, dentro de cada una de nuestras personas, para después encontrar lo que quiere decir MISIÓN COMPARTIDA.
Personalmente he llegado a algunas conclusiones en estos días que son:
La MISIÓN, es un regalo que Dios nos ha dado. Puedo decir que tengo la suerte de cada día, con la ayuda de todos los que me rodean, conocerle mejor.
Conocer a Dios, poco a poco, me está llevando toda la vida. Creo que esta es mi MISIÓN, pero no debo quedarme ahí. Conforme me llegue dicho conocimiento de Dios, expandirlo a los demás, compartirlo desde lo que soy, que para esto he sido creado por Dios.
Espero con su ayuda y vuestra ayuda, no dormirme en los laureles, y creer que todo está conseguido.
Yo soy MISIÓN y, por tanto, tengo que esforzarme en conseguir que esta misión se transforme para llegar a ser MISIÓN COMPARTIDA.
Partiendo de la base, de que soy consciente de mi identidad cristiana, muchas veces me he preguntado ¿Qué es lo que Dios espera de mí? ¿ Qué quiere que yo haga ?
Las preguntas no son fáciles, pero yo estoy de acuerdo en que este regalo de conocer a Dios, no debe quedar en mi interior, pues no es solo para mí, debo compartirlo para al mismo tiempo recibir el regalo de otras personas que también quieran compartirlo, y así agrandar mis conocimientos sobre el Creador.
Entiendo que la misión y la misión compartida, tienen un nexo de unión y por tanto debemos expandirla por el mundo, sin miedos.
Este proyecto, es el proyecto de Dios, debemos luchar porque somos sus hijos y por tanto hermanos de todos los hombres.
Es importante dentro de la misión, el Carisma y la Espiritualidad.
La misión creo que tiene mucho que ver con lo que somos, y la misión compartida con lo que hacemos. Hay que soltar nuestra Espiritualidad por el mundo sin miedos ni complejos.
Este encuentro nos debe dar las fuerzas suficientes, el valor y los conocimientos, para con la ayuda de Dios, poder divulgar la existencia de Él, sin remilgos ni tapujos. DIOS ES NUESTRO CREADOR Y SEÑOR, AMÉMOSLE.
Muchos de los asistentes no éramos conocidos, y tengo que agradecerles su acogida, su ayuda, para reconocer sin miedos que “Creo en Dios Padre” de cara al mundo.
Este pequeño comentario es fruto de dicho encuentro, encuentro que ha hecho mella en mi corazón de cara a ser valiente en la vida, con la presencia de Dios.
Gracias a todos los que habéis contribuido para que este encuentro haya sido posible, a buen seguro me servirá para, con la ayuda de Dios, encontrar una MISIÓN más fructífera.

Gracias, gracias a todos, desde lo más profundo de mi corazón.
NOS UNE UNA PASIÓN. LA PASIÓN DEL CORAZÓN

Familia Dehoniana
Foto de grupo de los asistentes al I Encuentro de Familia Dehoniana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *