Novicios Provincia Española

Yo, Jackson José Caripa Torres, nací en Venezuela en la ciudad de Caracas el 13 de junio del año 1988. Actualmente tengo 24 años de edad. Ingresé a la vida religiosa a los 19 años, he cursado los estudio de filosofía en el Instituto de Teología para Religiosos; a parte de la filosofía he estudiado el primer año de teología.
He venido a España para realizar el noviciado porque quiero aprovechar el año para discernir sobre mi vocación y saber si quiero ser un religioso que viva los consejos evangélicos, así como también conocer el carisma de la congregación, su regla de vida, crecer a nivel espiritual y humano, así como también conocer la vida del fundador e imitar el estilo de vida de Cristo que vivió la castidad, pobreza y obediencia para cumplir la voluntad de Dios Padre.
 

 

 

Mi nombre es Yunior Disan Sánchez Boán. Nací el 13 de agosto de 1990 en Tinaquillo, ciudad del estado Cojedes en Venezuela, capital del municipio Tinaquillo. Actualmente cuento 22 años de edad y considero que Dios ha ido trazando puntos importantes a mis pasos para ser yo quien salga a su encuentro. Alrededor de 5 años comencé a preguntarme por mi vocación, ¿Qué quería? ¿Qué buscaba? Y fue luego de de 2 años de proceso cuando decidí lanzarme a la aventura de seguir a Cristo y apostar por los necesitados. Llevo 3 años de previa formación, de alegría, de oración y de discernimiento, sintiendo en ocasiones vértigo a su voluntad.
Durante todo este periodo transcurrido me he sentido identificado con el carisma de la congregación de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús (Dehonianos- Reparadores) y con su estilo de vida, haciendo opción de ingresar al Noviciado, sintiéndome preparado y respondiendo positivamente al perfil de vida religiosa; mis Formadores han sido un papel fundamental, puesto que han aprobado mi entrada a la formación por el seguimiento espiritual, el acompañamiento antes y durante el camino que he recorrido. Para mí el apoyo de mis padres, hermanos de comunidad y amigos ha sido significativo, pero sobre todo despertar y descubrir que Cristo no vale la pena, vale la vida.
Espero que el Noviciado sea un tiempo de encuentro conmigo mismo, de profundizar en mi “Yo” más intimo, abandonándome en las manos de Dios dejando que sea Él quien borre si hay que borrar para escribir recto sobre las líneas torcidas de mi vida, logrando darme a mis hermanos y a la comunidad con mansedumbre y sencillez de corazón.
 

Mi nombre es José Ignacio Villamar Pérez, tengo 19 años de edad y nací el 18 de agosto de 1993 en la ciudad de Esmeraldas (Ecuador).
Me gusta mucho la labor que hacen los Sacerdotes Dehonianos en Ecuador, Porque es una entrega total hacia los demás, entonces yo me preguntaba ¿Cómo puedo hacer para entregarme a los demás de igual forma que lo hacen ellos? ¿Como hago para ayudar a los más necesitados? Y de ahí fue cuando yo le comenté a un sacerdote Dehoniano que quería experimentar esa vida (de entregarme a los demás).
Cuando hice mi primera misión de servicio con los abuelos, fue donde pude descubrir cual era mi vocación, ya que desde esta misión mi vida cambió porque me dediqué a ser más fiel a la iglesia hasta que decidí entrar en la congregación.
Llevo un año en formación dentro de la comunidad de los SCJ de Quito, y una de las cosas que más me llama la atención es de como viven en fraternidad, y estoy muy contento por el camino que he optado seguir, ya que en el postulantado tuve la oportunidad de ir discerniendo cuál era mi vocación, y también mediante la formación tener conocimientos básicos de la congregación, pero ahí ciertas cosas que me gustaría profundizarlas.
Y es por eso que he tomado la decisión de venir hacer el noviciado en España, a pesar de que solo es un año, debo aprovecharlo al máximo ya que es el momento de conocerme bien a mi mismo y seguir fielmente a Cristo mediante oración.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *