Oraciones al Corazón de Jesús: Enmienda honorable

Sagrado Corazón Jesús

He aquí el corazón que tanto ha amado a los hombres. Sí, Señor, tu amor nos ha llamado a la gracia al mismo tiempo que nos llamaba a la vida; y, después de la caída del pecado, nos prometió y preparó la redención. Tu amor inició el sacrificio reparador con las humillaciones de la encarnación y del nacimiento.

Tu corazón, desde los primeros años, nos atrajo a su amor con su dulzura, su humildad y sus primeras inmolaciones. Tu Corazón ardía de amor en las fatigas y en las vigilias de tu vida y, por la compasión y el peso de nuestros pecados, se consumía de amor, cuando en la agonía derramaste sudor de sangre.

Tu corazón en la cruz, después de la oblación de ti mismo en sacrificio, se dejó abrir por la lanza. Tu Corazón quiso instituir el sacramento de la Eucaristía para hacer perenne el don de sí, y atraernos a todos a su amor. Tu Corazón, en fin, nos prepara un premio en el Reino de los Cielos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *