P. Isidro Córdova García, 50 años al servicio de la Iglesia y la Congregación Dehoniana

ee

El P. Isidro Córdova García celebra este año su 50 aniversario de vida religiosa. A continuación, plasmamos su testimonio como sacerdote de la Congregación de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús durante todos estos años.

El P. Isidro ingresó en el Seminario de Puente La Reina en el año 1960, para cursar los estudios primarios y Bachillerato y donde Tomó el hábito el 21 de junio de 1966. En Alba de Tormes realizó el Postulado y el año de Noviciado, y el 29 de septiembre de 1967, al finalizar el año de Noviciado, celebró la primera profesión de los votos a la Vida Consagrada según las Constituciones de la Congregación de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús.

Al preguntarle por el momento exacto en el que vio su vocación, nos contesta que “normalmente, no hay un momento, y no se tiene una teofanía que te diga… tú, por aquí”. Asegura tener la gracia de haber nacido en el seno de una familia cristiana e indica que fue su madre quien le inició en el despertar del seguimiento de Cristo en la vida consagrada. Los años en los que estuvo en Puente, Alba y Salamanca, fue profundizando en el conocimiento y seguimiento de Cristo y fue viendo que, seguir a Cristo célibe, pobre y obediente al Padre, le hacía feliz, dando sentido a su vida.

El P. Isidro afirma que “la vocación al seguimiento de Cristo es una llamada del Señor y un camino que vas descubriendo, recorriendo, alimentando y perfeccionando durante toda tu vida.”

En octubre de 1971 inició los estudios de Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca y tuvo la suerte de tener como profesores, entre otros, a Fernando Sebastián Aguilar, Olegario González de Cardedal, Marciano Vidal, José Ignacio Tellechea Idígoras, Gregorio del Olmo Lete, Gonzalez Faus, Gómez Heras…

El 14 de septiembre de 1974, hizo la profesión Perpetua de los votos de pobreza, castidad y obediencia, en Salamanca. Terminados los estudios de Licenciatura, un 1 de septiembre de 1975 llegó a Novelda para formar parte de la Comunidad S.C.J., ejerciendo distintas tareas en el Colegio, entre ellas la de profesor de EGB. El 19 de diciembre de 1975 recibió El Diaconado de manos del Señor Obispo, Don Pablo Barrachina, en la Parroquia del Buen Pastor de Alicante.

Antes de finalizar el mes de mayo de 1976, la noche del 28 de mayo de 1976, El P. Artemio, Larrión Martínez, Carlos Larrea, Ramón Otazu y él, viajában en tren desde Elda-Petrel hasta la Capital de España. Al llegar al Fray Luis de León por la mañana, su primo mayor, Simón, me recibió con un regalo: allí estaban sus padres, hermanos, primos, hermanos de Congregación y amigos.

En la mañana del día 29 de mayo de 1976, en la capilla del colegio Fray Luis de León, recibía de manos de Monseñor Estepa el Orden del Presbiterado, en compañía de sus familiares, hermanos de congregación y amigos. “Fue un día maravilloso. Yo era feliz. Mi vocación me colmaba. Mis padres habían visto realizado su sueño: un hijo sacerdote”, nos cuenta emocionado.

En la década de los ochenta era necesario que los religiosos que se dedicasen a la enseñanza tuvieses estudios oficiales. De modo que cursó los estudios de Profesorado de E.G.B – especialidad Ciencias Sociales- en la Normal de Palencia, adscrita a la Universidad de Valladolid.

En septiembre de 1986 me incorporaba, por tercera vez, a la comunidad S.C.J. de Novelda como profesor de 3º de E.G.B. A finales de los ochenta y principios de los noventa realizó los estudios de Geografía e Historia en la Universidad de Alicante, sita en San Vicente del Raspeig, obteniendo la Licenciatura en Filosofía y Letras – especialidad Geografía e Historia- por la Universidad de Alicante.

En julio de 1987 fue nombrado superior de la comunidad S C J de Novelda y Director del Colegio Padre Dehon de Novelda. El servicio de superior de la comunidad lo ejerció durante seis años y el de Director del Colegio durante diez. “Fueron años para recordar, muy gratificantes”, asegura. Además, en esos años el P. Isidro nos cuenta que la comunidad decidió introducir cambios trascendentales en el Colegio, tales como hacerlo mixto -chicos y chicas- (como ya lo había sido en la década de los 50) y convertirlo en Centro Integrado, donde se impartiesen los niveles de Infantil-Preescolar, Primaria, Secundaria, Bachillerato y COU con tres líneas.

En septiembre de 1997 le destinaron a un nuevo lugar, a la Comunidad de la casa de Valencia, con las funciones de Director de la Residencia Universitaria San Francisco Javier y Administrador de ESIC, la Residencia y la Comunidad.

Fue en cuando un nuevo destino me llevó al otro lado del Atlántico. Acompañado por Simón y Patxi, llegó a Curitiba (Brasil) para implantar ESIC con las carreras  Oficiales de Grado (Administración de Empresas y Marketing) y Postgrado (Master y MBAs). Estuvo durante diez años ejerciendo la función de Director en la Escuela de Negocios-Facultad- ESIC. En julio de 2011 regresaba a España.

El 1 de septiembre de 2011 me incorporó a la Comunidad de Alba de Tormes para ayudar como profesor en el Colegio-Seminario y, el 1 de septiembre de 2014, a la Comunidad de Salamanca, como Administrador de la casa y gerente de la Hospedería Padre Dehon.

Desde el 1 de septiembre de 2015 hasta agosto de 2017 ejerció el ministerio de Párroco en Villagonzalo, Nuevo Francos y Carpio Bernardo, pueblos situados a 17 kilómetros de Salamanca,y el 1 de septiembre de 2017, se incorporó a la Comunidad de Novelda.

“De todos estos años, el día que recuerdo con más cariño es el de mi primera profesión y mi ordenación sacerdotal, donde estaban mis padres con los religiosos de mi Congregación acompañándome”, nos cuenta emocionado. Además, para él, los años de Alba, Salamanca, Novelda y Brasil, fueron muy decisivos, pues creció mucho humana y espiritualmente.

Y es cuando echa la vista atrás y da las gracias a Dios por todos esos años y esas personas que le han aportado tanto, algunas ya en la casa del Padre, y otras entre nosotros. “Han sido y son personas muy humanas y profundamente religiosas. Gracias a todas ellas. Gracias por vuestro saber estar y ejemplo”, concluye agradecido y emocionado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *