Pablo. De Tarso a Roma

SENÉN VIDAL, Pablo. De Tarso a Roma, Santander, Sal Terrae 2007, 255 pp.

El autor de esta obra es un sacerdote operario diocesano, actualmente profesor en el Estudio Teológico Agustiniano de Valladolid. Se ha especializado desde hace mucho tiempo en el estudio de la figura y los escritos paulinos. Sus últimos libros dan testimonio de ello. Entre ellos se encuentran: Las cartas originales de Pablo, (Trotta, Madrid 1996) El proyecto mesiánico de Pablo (Sígueme, Salamanca 2005), El primer escrito cristiano. Texto bilingüe de 1 Tesalonicenses con introducción y comentario (Sígueme, Salamanca 2006).

El libro que ahora ofrece es un escrito pensado para el gran público, aunque tiene detrás muchos años de estudio e investigación. Pero su presentación es para la divulgación, de hecho el texto no contiene notas a pié de página. Se lee con soltura y hay que reconocer que su lectura engancha desde el principio. Se nota que el autor es un apasionado de la figura de Pablo de Tarso y sabe trasmitir esa su pasión.

Para dar a conocer a san Pablo propone su propia y original reconstrucción de la historia del personaje, enmarcándolo en su ambiente religioso y cultural. Pero sobre todo se ocupa de la evolución interna del judío celoso de la ley, que tras un encuentro con Cristo resucitado pasa a formar parte del movimiento cristiano y que se va a convertir en uno de los apóstoles más destacados de la primera generación cristiana.

 

El método que sigue es la reconstrucción histórica del primer cristianismo a base de las cartas de Pablo y del libro de los “Hechos de los apóstoles”. A las primeras las somete a una criba, distinguiendo entre cartas auténticas y posteriores a Pablo, que él atribuye a una escuela paulina, la cual escribe utilizando el nombre de Pablo y desarrollando algunas de las líneas principales de su teología. El libro de los Hechos lo usa con cautela, concediéndole una cierta credibilidad por las fuentes antiguas que usa sobre Pablo, pero desconfiando de la teología que lleva al autor de Hechos a redactar la historia de la misión paulina en una manera concreta, teología que S. Vidal ve elaborada con criterios e intereses diferentes a los de Pablo.

El libro se estructura conforme a las etapas vitales de la persona de Pablo. La primera lo sitúa en su ambiente del judaísmo helenista de Cilicia, etapa que abarca la educación en Tarso y luego su actividad en Damasco hasta los treinta años. Tras la conversión y el paso a los seguidores de Jesús viene una etapa de unos dieciséis años en que Pablo es misionero en el ámbito de las comunidades cristiano-helenistas de Damasco y Antioquia. Por último viene la etapa más intensa cuando, tras su conflicto en Antioquia, se lanza a la misión independiente, fundando comunidades en Galacia, Asia menor y Europa. Es la época en que Pablo escribe sus cartas, y durará unos nueve años, de los cuales tres pasará preso, en Éfeso y luego hasta morir en Roma hacia el año 58.

Una obra muy bien estructurada, que en verdad logra despertar el interés por la gigante figura de Pablo de Tarso en los inicios del cristianismo. Una obra que permite conocer de cerca al personaje, penetrar en su mensaje, y situarlo en el momento de la historia del cristianismo naciente, con todas las complejidades que tiene ese momento crucial.

Sin embargo, es una obra que contiene una interpretación muy personal de las fuentes, y tal vez por ello estimula a confrontarlas y a buscar otras interpretaciones. Esta es su limitación y a la vez su ventaja. Sería muy prolijo entrar en la discusión que lleva a confrontar algunas afirmaciones o prosupuestos que él no discute o presenta como claros, mientras que la complejidad de los orígenes cristianos en su primera fase, es decir, desde la muerte de Cristo en Jerusalén hasta la destrucción del templo y de la ciudad en el año 70, no se pueden presentar tal vez con tanta rigidez, dando por sentado cosas que están muy en discusión.

Obra que se presta a la discusión, muy recomendable para iniciarse en el conocimiento de la vida, la composición de los escritos paulinos y el ambiente que rodeó su misión, así como los problemas principales de los inicios de la vida de la Iglesia al separarse del judaísmo e ir adquiriendo una identidad propia como religión independiente.

Fernando Rodríguez SCJ
Salamanca

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *