El Papa Francisco en su discurso de Navidad a la Curia Vaticana (imagen de Religión Digital)

Porque “estas enfermedades y tentaciones son naturalmente un peligro para todo cristiano y para toda curia, comunidad, congregación, parroquia, movimiento eclesial, y pueden golpear sea a nivel individual que comunitario” no pueden caer en saco roto las palabras del Papa el 22 de diciembre a la Curia romana. Contentarse con señalar un presunto ‘rapapolvo’ del…