Pascua hospitalaria (Raquel Ángel Vilches)

Su nombre ya nos da una pista: pascua hospitalaria, pascua en un hospital. Y ¿qué mejor lugar para entender los momentos propios de una pascua que ahí?

Un grupo de jóvenes, de manos de los Hermanos de San Juan de Dios, nos hemos acercado a una realidad diferente, una realidad que, la mayoría, no estamos acostumbrados a ver de cerca.
Cada uno hemos podido optar por una de las unidades o módulos que allí albergan a los enfermos (Geriatría, Epilépticos, Terminales, etc) y compartir con ellos un poco de la frescura, espontaneidad y alegría que nos caracteriza. Simplemente escuchando su discurso cansado, paseándoles o animando sus eucaristías se han conformado.

Pero esta pascua quizá cojearía si no complementásemos la acción con la contemplación. Por eso también hemos tenido nuestros momentos, muy ricos, de desierto. De esta manera hemos puesto en práctica lo que significa una cruz, un Getsemaní, un abandono en los brazos del Padre…en el siglo XXI.
Ellos, residentes pero también familiares, entienden bien lo que es un Viernes Santo. Viéndoles a ellos podemos hacernos una idea de lo que se puede sentir cuando una sociedad entera sigue un ritmo y tú, paralizado por una enfermedad, sigues otro (el que puedes). Sientes desesperación, rabia, piensas en por qué tú y no otro… pero finalmente acabas rindiéndote y abrazando la cruz… Afortunadamente, para ellos también existe la esperanza que trae la Resurrección de Jesús, y que se estos días que pasamos con ellos, se personaliza en parte en manos de los Hermanos, voluntarios y todos los trabajadores del centro que se vuelcan con ellos con ternura y dedicación.

Toda una lección de humildad, caridad, fe y esperanza la de este centro y sus residentes.

Raquel Ángel Vilches
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *