Periódico de la ilusión, Grupo Amigos de Jesús Fray Luis

Después de que los niños se sensibilizaran viendo realidades de nuestro mundo y de nuestro entorno a través de historias que nos parecen muy lejanas, a todos les daba vueltas algo en la cabeza; ese algo eran las ilusiones que tenían todos esos niños que no tenían nada, pero que tenían tanta esperanza por las cosas, y tantas ilusiones que querían ver cumplir con lo poco que tenían.A partir de aquí, el corazón de cada uno habló por sí solo.
Escribieron en un papel cuál era su mayor ilusión. Hemos podido encontrar desde ilusiones de ser una excelente jugadora de baloncesto o fútbol, pasando por el deseo de tener amigos para siempre y llegando a la conclusión de dar a los demás lo mejor de cada uno.

Muchos de ellos hablan de que quieren llegar a ser misioneros o hablan del hambre de los niños pobres, de la injusticia, de entender más los problemas, o de que no haya armas. Otros nos hablan de atar nuestras ilusiones a los peces para que así puedan llegar nadando a los lugares donde más los necesitan…
Realmente, fue una actividad de lo más acogedora, sensibilizadora y enriquecedora posible.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *