PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO

¡Ojala rasgases el cielo y bajases!

Adviento. Venida. Preparación. El Señor viene. Vigilad. Se nos invita en este tiempo a prepararnos para recibir a nuestro Dios que viene hecho carne, niño pequeño y humilde. Tiempo para adecentar nuestro corazón, para estar vigilantes, atentos a los signos que nuestro Dios nos envía. En definitiva, tiempo para nosotros y para nuestro Dios. Un ritmo nuevo para sumergirnos en nosotros mismo y estar acompasados con nuestro interior y descubrir lo que Dios ha soñado para nosotros. 

Isaías 63,16b-17.19b;64,2b-7: ¡Ojalá rasgases el cielo y bajases!
Salmo responsorial: 79: Oh Dios, restáuranos, que brille tu rostro y nos salve.
1Corintios 1,3-9: Aguardamos la manifestación de nuestro Señor Jesucristo
Marcos 13,33-37: Velad, pues no sabéis cuándo vendrá el dueño de la casa

Materiales: Meditación 1ª Semana de Adviento, Liturgia dominical,  

 

Canción: Poneos en pie

"Alégrate”
Ain Karén

PONÉOS EN PIE Y ALZAD LA CABEZA,
MIRAD QUE LLEGA EL HIJO
DEL HOMBRE A LA TIERRA 
Y VIENE A HABITAR VUESTRO HOGAR.
PONÉOS EN PIE Y ENCENDED LA LÁMPARA
NO OS HALLE DORMIDOS,
QUE ARDA VUESTRA LLAMA.

Velad y estad atentos
leed los signos de los tiempos:
el Reino de Dios está cerca.

Velad y estad alerta,
cuidad la luz en vuestras velas,
el Hijo del Hombre llama a la puerta.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *