Ramón scj, acercamiento a los escritos del P. Dehon (VIII)

Escritos espirituales: El Corazón sacerdotal de Jesús (1907)

Este volumen puede ser considerado como el tratado de la vida de inmolación, que es la perfección de la vida de reparación. Jesús es presentado como la víctima por excelencia a la cual debe acomodarse no sólo el sacerdote, sino todo cristiano, por la fuerza del bautismo. Se trata de ejecutar el propio sacerdocio “no sólo pacífico en la alabanza y en el agradecimiento, sino como un sacerdocio completo en la inmolación de sí mismo como hostia de amor y de reparación; reparación de la gloria del Padre y de compasión por nuestras almas”.

La actitud fundamental de Cristo sacerdote es una actitud de total oblación y de víctima. Actitud que Jesús conserva en la Eucaristía y en el cielo, donde los Santos le adoran como cordero inmolado. Él es profeta, pastor, maestro y taumaturgo; pero es, sobre todo, sacerdote y víctima, y desea que “ésta sea la disposición de todo sacerdote de la nueva ley”. El P. Dehon pide a Dios que multiplique en su Iglesia los sacerdotes que, animados y compenetrados de las disposiciones del Corazón de Jesús, apóstol y pontífice, sean apóstoles, ante todo, en la compasión. Y en segundo lugar (sólo en segundo lugar) con la actividad exterior.

En conclusión, cada sacerdote es para el P. Dehon un oblato del Corazón de Jesús. Y está llamado a revivir el misterio central de su redención: ser sacerdote y víctima para la gloria de su Padre y la salvación del mundo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *