La ayuda para Ecuador ya asciende a 89.000 euros

GraciasEcuador89000-post

Dos meses después del terremoto de Ecuador, la cantidad recaudada por nuestra Congregación para ayudar a las víctimas del seísmo asciende a 89.000 euros, una cantidad que ha sido muy bien recibida y agradecida por los vecinos del país latinoamericano.

Nuestros hermanos de Ecuador nos indican que esa ayuda se está destinando a invertir en apoyo emocional, apoyar la construcción y reconstrucción de casas, así como en la activación de la economía.

En cuanto al apoyo emocional, la Conferencia Ecuatoriana de Religiosos (CER) ha preparado algunos equipos que están trabajando en la costa. La idea de nuestros hermanos dehonianos es realizar una aportación a la CER para que al menos un equipo pueda hacer este trabajo en Bahía de Caráquez, una de las localidades más afectadas por el terremoto. Además, este verano desde España acudirán algunos padres dehonianos a esta localidad a realizar pastoral de escucha.

Los dehonianos estamos realizando una gran misión de voluntariado para apoyar a las personas de los albergues, a los niños de los comedores sociales, así como a personas con capacidades distintas y a las comunidades campesinas.

Además, con nuestra ayuda se está trabajando también en la reconstrucción de casas que han mantenido la estructura y necesitan ayuda para levantar paredes para poder volver a convertirse en verdaderos hogares para las familias. Asimismo, se concederán microcréditos para la construcción de casas destinadas a quienes tienen posibilidad de trabajar o algunas fuentes de ingreso.

Con la aportación recaudada desde España, junto a la ayuda de empresarios y la sociedad civil local, se está llevando a cabo el Proyecto Marianita, que consiste en la construcción en un terreno de la Congregación de 18 hogares para familias de Bahía de Caráquez.

Así mismo, somos conscientes de que es necesario invertir parte de esta ayuda en la reactivación económica del país, por lo que vamos a apoyar negocios informales y escuelas de formación (contabilidad, gastronomía y construcción).

Parte de lo recaudado se usará para reparar las paredes de los dos comedores de Bahía de Caráquez: Bellavista y P. Dehon que están haciendo una labor muy importante y eficiente con la infancia en estos momentos después del terremoto.

Nuestras Iglesias en Ecuador están cumpliendo en estos tiempos un papel muy diferente al suyo, y es que se están usando como almacén de los materiales (ladrillos y cemento) para la construcción y reconstrucción de las casas.

Os damos las gracias por todas vuestras aportaciones porque con la suma de todas estamos consiguiendo hacer mucho. Aun así, no hemos de olvidarnos de este país, ¡Ecuador sigue necesitando tu ayuda!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *