Reforzar el Voluntariado, uno de los objetivos scj

DSC04940 (1)

El tercer día del “Encuentro de Superiores Mayores” que están teniendo en Foligno se dedicó a presentar y debatir varios asuntos de interés general de nuestras entidades. El trabajo de la mañana se enfocó en el “Voluntariado Dehoniano”, donde el p. José Antonio Casalé, el p. Daniele Gaiola (Italia) y Annalisa Pezzini, que trabaja en una ONG italiana y tiene experiencias en Mozambique y Angola, reflejaron sus experiencias en esta actividad nuestra.

“Queremos dar la oportunidad a los jóvenes de probar nuestro carisma, dándoles la oportunidad de participar en nuestras misiones”, señaló el p. Daniele Gaiola, uno de los responsables del Voluntariado Misionero Juvenil en Europa. La experiencia misionera es de uno a dos meses durante el verano, y para ello se realizan dos veces al año reuniones educativo-organizativas. El próximo encuentro se va a celebrar en Valencia el próximo mes de abril. Aunque es un proyecto que se dirige a los jóvenes, no hay límites de edad.

El objetivo del voluntariado es dar la oportunidad a los jóvenes de experimentar el proyecto de la comunidad, ayudando en las necesidades diarias y compartiendo la vida de la oración. Aspectos como reorganizar bibliotecas, ofrecer formación en informática… “Llevo en el corazón, por encima del encuentro con los misioneros en Mozambique y Angola, la generosidad de los voluntarios”, señala Annalisa.

El p. José Antonio Casalé presentó el proyecto social de “microcréditos” que se trabaja desde el campus de Esic, con proyectos en Ecuador y Camerún.

Las dificultades que se encuentran no son solo en la misión, también hay gastos financieros, deben organizarse las actividades, se debe acompañar a los voluntarios de la formación en su experiencia… El propósito más que “hacer” es “formar” para realizar el servicio. Es importante garantizar una buena formación a los voluntarios, acompañarles en todas las etapas de la formación, ampliar la disponibilidad para participar en proyectos de Voluntariado Social en Europa, dar respuesta a los proyectos pedidos por los países donde se va a llevar a cabo la Misión y constituir un grupo permanente de coordinación de los proyectos de Voluntariado a nivel Europeo.

Por la tarde, la reunión se centró en la presencia Dehoniana en Europa. El p. Jean-Jacques Flammang presentó el proyecto de “París” como una oferta de formación para estudiar la lengua francesa, su cultura y otras especialidades. Allí se abrirá un Escolasticado y el Centro de Estudios.

A continuación tomó la palabra John P. Kelly, abordando el proyecto en “Londres” y explicando los pasos necesarios para concretarlo. El p. Artur Sanecki presentó el proyecto “Basilea”, donde hay previsto abrir una comunidad internacional en lengua alemana, que estaría compuesta por entidades de diferentes entidades europeas. La fecha prevista para su inauguración es 2019, y entre los objetivos está dar testimonio de vida la vida religiosa, trabajar con bienhechores, abordar proyectos misioneros, actividades parroquiales, así como establecer el ministerio de la migración. Actualmente en Polonia tenemos presencia en cuatro ciudades. El p. Artur también abordó el proyecto de “Amsterdam”, donde tenemos un gran deseo por nuestro futura presencia allí.

Por su parte, el p. Anthony Bozza, Misionero en Albania, habló de la situación actual del país después del sufrimiento de los últimos años por la ocupación turca, pero la presencia scj se mantiene por el esfuerzo de los hermanos de la provincia del sur de Italia. Albania es un país donde también se realiza el Voluntariado Misionero y se quiere reforzar nuestra presencia allí

El p. Wieslaw Swiech recordó en su intervención las actividades que se están realizando en Europa del Este: Bielorrusia (la actividad se enfoca en el trabajo de Pastoral), Moldavia (en este país se llevan a cabo varias iniciativas sociales) y Ucrania (es una buena oportunidad para los jóvenes católicos). En el debate surgieron varias preguntas: ¿Cómo avanzar en estos proyectos? ¿Con qué recursos financieros y humanos? ¿Qué modelo de gestión se debe implantar y quién lo debe liderar?

Una de las conclusiones alcanzadas por los Superiores Mayores es que para los proyectos internacionales se debe cambiar la mentalidad, ya que actualmente dan prioridad a los proyectos nacionales, sin embargo, se apunta que hay un riesgo grande.

La anécdota de la tarde fue que al abordar situaciones en varios países, salió la pasión futbolística de nuestros hermanos y los clubes.

DSC04998

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *