La Basílica de San Bartolomé de Roma acoge una reliquia del Beato Juan María de la Cruz

beato-dehoniano

En el marco del Encuentro de Superiores, ayer los representantes acudieron a la Basílica de San Bartolomé de la isla Tiberina en Roma para conmemorar a los cohermanos asesinados y presentados como modelos para la consagración y vocación dehoniana: Beato Juan María de la Cruz y P. Martino Capelli, del que este año se han cumplido 75 años de su muerte.

Así, los Superiores recordaron a los mártires de los siglos XX y XXI, junto con la Comunidad de Sant’Egidio, rezaron Vísperas y entregaron las reliquias y recuerdos de estos cohermanos, colocándolos en las capillas. Fue una celebración muy entrañable donde participó nuestro Superior Provincial, el P. José Luis Munilla.

El Beato Juan María de la Cruz nació en San Esteban de los Patos (Ávila). Es conocido como el Patrón de las Vocaciones Dehonianas, pues en el seminario se preocupaba y desvivía por las jóvenes vocaciones, hablando del amor misericordioso de Dios. Al estallar la guerra civil, acudió a Valencia en busca de refugio, donde fue detenido mientras contemplaba horrorizado la quema de la iglesia de los Santos Juanes. A pesar de ir vestido de paisano, no ocultaba su condición de sacerdote. La noche del 23 de agosto de 1936, fue fusilado junto con otros encarcelados en Silla (Valencia).

El P. Martino Capelli nació en Italia. En 1944, habiendo sido llamado a socorrer a un herido, yendo de camino, fueron arrestado por los alemanes al ser considerado como espía, junto al salesiano P. Comini. Fueron recluidos con un numeroso grupo de arrestados en unas cuadras, tras dos días de cruel prisión, fueron ametrallados por soldados nazis junto a otros 44 prisioneros.

IMÁGENES: http://dehoniani.org/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *