Remodelación de la capilla principal del Seminario San Jerónimo

La Iglesia tiene el deber de anunciar siempre y en todas partes el Evangelio de Jesucristo. Es Jesús el primer y supremo evangelizador. Él subió a una cruz para morir por amor a cada uno de nosotros. Es Él quien mandó: «Id y haced discípulos a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado». Fiel a este mandamiento, la comunidad religiosa de San Jerónimo ha finalizado una remodelación de la capilla principal del Seminario. Es un “no” al posible cansancio de dar a conocer a todo el mundo la belleza del Evangelio; es su “sí” a anunciar a Jesucristo, el mismo «ayer, hoy y siempre». En medio de una sociedad alejada de la fe, quiere ser éste un testimonio de cómo adultos que reconocen a Cristo como aquel que les ha dado luz, les ha llamado y les ha hecho libres, dan testimonio a los más jóvenes que se forman y educan, se asoman al mundo de la fe y el seguimiento de Cristo entre los muros del seminario menor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *