Rincón para la música I

     El canto y la música constituyen un aspecto decisivo en la pastoral litúrgica de nuestras parroquias y comunidades, porque contribuye grandemente a fomentar la participación consciente, activa y fructuosa de los fieles en las acciones litúrgicas.
     Por eso es conveniente comenzar dedicando algunos espacios de nuestro blog a la música y al canto. No se trata de ofrecer indicaciones prácticas sobre cómo escoger adecuadamente los cantos de la misa. Es necesario previamente definir cual es el papel de la música y el canto en la liturgia, y revisar qué agentes interviene en ella, tanto materiales como humanos.
     Se entiende por música litúrgica o música sagrada aquella que, creada para la celebración del culto divino, posee las cualidades de santidad y de perfección de formas, ayuda a adentrarse en el misterio que se está celebrando, impulsa a la oración, facilita el encuentro con Dios, unifica a la asamblea y establece comunión con la Iglesia universal.
     El Concilio Vaticano II, en su Constitución sobre sagrada liturgia “Sacrosantum Concilium”, dedica un capítulo a la música sagrada, en el que, entre otras cosas, afirma su importancia como “parte necesaria o integral de la liturgia solemne” (SC 112), insta a su cultivo y a que se enseñe y aprenda “en los seminarios, noviciados y escuelas católicas” (SC 115), reconoce el canto gregoriano como el “propio de la liturgia romana” (SC 116) y a la vez pide que se fomente el “canto religioso popular, de modo que los ejercicios piadosos y sagrados y en las mismas acciones litúrgicas, resuenen las voces de los fieles”. El documento también pide a los compositores que compongan piezas “al alcance de los coros más modestos y fomenten la participación activa de toda la asamblea de los fieles” (SC 121)
     En lo siguientes espacios de nuestro “Rincón para la música” nos ocuparemos de otras muchas cuestiones: el texto y la melodía de los cantos, los instrumentos musicales, el coro, la asamblea, la música religiosa en general, los nuevos autores, la selección de cantos…
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *