Sábado de Pascua con el Corazón de Jesús

¿Cómo nos ha amado el Corazón de Jesús? Inmolándose por nosotros. Es, pues, su Corazón sacerdotal el que nos presenta el buen Maestro, su Corazón de sacerdote y de víctima, el Corazón que nos ha probado su amor sacrificándose por nosotros en el altar de la cruz. El nos presenta su corazón carnal como símbolo de su amor, y nos pide que honremos este símbolo y, sobre todo, su amor mismo, pero su amor herido por el sacrificio que simbolizan la lanza y las espinas, su amor de sacerdote y de víctima voluntaria.
Nuestro Señor pone de relieve a la vez su amor y su sacrificio. “He aquí el corazón que en su amor por los hombres no ha escatimado nada para salvarlos”. (P. Dehon)
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *