Sexta Semana de Teología de Vida Consagrada

SEMANA TEOLOGIA 2

Desde el día 3 hasta 7 de diciembre DE 2014 se ha celebrado en la ciudad de Quito la VI Semana de teología de Vida Consagrada. Asistieron alrededor de 460 Consagrados/as de diversas nacionalidades y Congregaciones que residen en el país de Ecuador, entre ellos estábamos los Dehonianos.

 

La VI semana de teología de Vida Consagrada es un espacio de reflexión, formación permanente, actualización de temas que conciernen a la vida y misión de los Consagrados/as. También este evento se ha convertido en un lugar de encuentro para los religiosos/as. Este año ha tenido por título “La alegría de vivir consagrados/as para el Reino: fascinación y cuestionamiento”. El objetivo principal ha consistido en animarnos a vivir y contagiar la alegría del Evangelio, en nuestra Vida Consagrada para el Reino. El expositor principal de estas jornadas fue un religioso jesuita, P. René Cardoso, que actualmente es Vicepresidente de la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosos y Religiosas (CLAR).

 

Los temas tratados durante estos días han sido:

  • La alegría de ser quien soy
  • La alegría del encuentro con Jesucristo
  • La alegría de ser hermanos y hermanas en comunidad
  • La alegría de vivir los votos
  • La alegría de ser enviados

 

A través de estos temas el P. René Cardoso nos animó a hacer de la “alegría” una manera de Evangelizar. La alegría entendida no como una sonrisa fácil sino como aquella actitud y disposición que nos lleva a dar la vida como Jesús.

 

Paralelamente al tratamiento de estos temas se han realizado diferentes talleres que ayudaron a concretar lo expuesto en lo cotidiano de de la vida. Los títulos de los talleres fueron:

  • La alegría de dar la vida
  • La alegría de la sanación
  • La alegría de la fiesta
  • La alegría de la pequeñez
  • La alegría del perdón
  • La alegría del anuncio

 

El último día nos acompañó Mons. José Rodríguez Carballo, ofm, que actualmente es Secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de vida Apostólica. Su exposición fue magistral. Animó entre otras cosas a: discernir el tiempo presente, reformar las estructuras si es necesario, ser generosos/as, dialogar, ser cercanos/as al pueblo, no ser indiferentes ante las injusticias y las formas actuales de esclavitud, vivir el profetismo como al aspecto más característico de la Vida Consagrada, ser misioneros/as audaces, tomar bien en serio la formación en la etapa inicial, pero sobre todo en la etapa permanente, vivir con pasión y encanto la vida fraterna en comunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *