The Blind Side (Un Sueño Posible)

Se cuenta la historia de un acogimiento familiar, mostrando tanto sus aspectos más gratos como aquellos más dolorosos, sin estridencias ni sensacionalismos. Michael Oher es un joven negro e inmenso que deambula por un barrio de Memphis: su madre es adicta al crack y su padre desapareció hace años. Un día se fija en él Leigh Anne Tuohy, madre de familia, una decoradora de fuerte carácter, que vive feliz con su esposo y sus dos hijos. Conmovida por el desamparo de “Big Michael”, lo acoge en su casa y le convierte en uno más de la familia, en coherencia con su fe cristiana (evangélica). Pero habrá que sortear dificultades para que el muchacho salga adelante.

La película toca con discreción aspectos interesantes de la experiencia de acogimiento familiar, como la relación con la madre natural, el trabajo con los educadores del colegio, los vaivenes psicológicos del acogido… y todo con una puesta en escena sencilla, correcta, quizá algo televisiva, y muy apoyada en un trabajo actoral en el que destaca con diferencia la interpretación de Sandra Bullock, que hace de “madre coraje” con fuerza y convicción.

En The Blind Side, el texano John Lee Hancock ofrece un canto a la familia, especialmente a la familia cristiana, de la que ensalza sus dimensiones de apertura, acogimiento y caridad. Se dirige una mirada afectuosa a las instituciones educativas de ideario cristiano, señalando el valor constructivo y estabilizador del trabajo deportivo. Se pone el acento en la importancia del agradecimiento, la compasión, el sacrificio, el perdón, la fe en el otro, la paciencia… Sin ser una película inolvidable, estamos ante un film muy aseado y nada pretencioso, una gratificante bocanada de aire fresco, con Sandra Bullock en uno de los papeles más sólidos de su carrera.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *